Mayté Parro
MONCLOVA.- Dos veces alcalde de Nadadores por el PRI (1987-1990 y 1997-2000), Ricardo Ontiveros Medellín, gravemente lesionado durante la explosión en el ejido Celemania, denunció que la Procuraduría General de Justicia del Estado omitió en las denuncias penales parte de las lesiones sufridas declaradas, lo que mermará el cobro por reparación de daños.
Sin obtener hasta el momento ningún peso como indemnización de la empresa Explosivos Mexicanos (Orica), el ex presidente municipal de Nadadores indicó que está muy solo y abandonado en este suceso que le ha costado su salud, ya que la Procuraduría General de Justicia del Estado no asignó defensores de oficio para el reclamo de la reparación de daños.

El ex funcionario público priísta compareció ante la delegación regional de la PJE para solicitar una copia de la denuncia penal presentada, a fin de poder reclamar una indemnización, pero su sorpresa fue que en ella se omitieron la mayoría de las lesiones sufridas que él mismo denunció en una cama de hospital.

"Yo denuncié como lesiones la pérdida del 85 por ciento de mi sentido del oído, lesiones graves en mis intestinos, para lo cual fui intervenido quirúrgicamente por el doctor Medellín, en la Clínica del Magisterio, donde me sacaron piezas de metal incrustadas. Me fracturé tres costillas y la tibia izquierda, y ahora resulta que en la denuncia sólo me afecte el oído. Lo demás ¿dónde está?, ¿cómo lo voy a reclamar?", dijo.