Notimex
El uso de las urnas electrónicas favorecen el ahorro y el cuidado del medio ambiente, incrementa la participación, simplifica la complejidad de los procesos electorales y los hace más accesibles a todas las personas.
México.- El catedrático Luis Panizo Alonso, de la Universidad de León, en España, al dictar la conferencia "Perspectivas de la votación electrónica", consideró que la debilidad principal es la falta de confianza que éstas generan y es un argumento especialmente político.

El experto habló en el marco de la Jornada de la Democracia Digital que organizaron la Universidad Iberoamericana campus ciudad de México, la Universidad Iberoamericana Torreón y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Coahuila.

En la mencionada jornada digital se han previsto mostrar las ventajas y los retos de la votación electrónica en los procesos electorales, expresó.

Por eso la tarea es construir esa certidumbre en los sistemas electrónicos de votación, aunque sin pedirle lo que tampoco se le pide a un sistema manual, como es tener seguridad del ciento por ciento ya que eso es imposible de obtener en cualquier instrumento.

Panizo Alonso indicó que hace falta estimular más sinergias y casuísticas para dar soluciones a los distintos problemas propiciados en los países que usan estos sistemas de votación electrónica.

Mencionó que la votación electrónica presencial es tan fiable como la realizada con papel, por eso la votación electrónica posee una seguridad aceptable.

Sin embargo es preciso no pedirle más de lo que se demanda al sistema de votación tradicional, pues la tecnología bien usada y aplicada siempre da buenos resultados, aseguró.

El conferencista destacó que la adopción de sistemas de votación electrónica ha sido estimulada porque da soluciones a los procesos electorales complejos.

Además de la exigencia del desarrollo tecnológico y sobre todo porque fortalece la rapidez, la precisión y la fiabilidad en el recuento de los votos, sostuvo.

Esta jornada fue una oportunidad para conocer las ventajas de incorporar la tecnología electrónica a los procesos electorales en México.

Esta práctica ya ha sido realizada durante los últimos tres años en Coahuila, Jalisco y el Distrito Federal, en las elecciones para las gubernaturas, legislaturas, congresos y ayuntamientos.

Los representantes de los institutos electorales y de participación ciudadana de esas entidades comentaron las buenas experiencias que han tenido con la utilización de las urnas electrónicas en sus respectivos estados, aseguró.