Ajedrez 2023: Manolo versus Morena

Opinión
/ 15 octubre 2021
true

En el ajedrez político de 2023, Miguel Riquelme abrió de manera agresiva con la “apertura de los cuatro caballos” y Manolo Jiménez, por delante.

Un combativo AMLO respondió con la “defensa Petrov”; y una torre y dos caballos con la aspiración a ser la reina gubernatura.

La torre tiene el rostro labrado de Ricardo Mejía Berdeja; mientras, los caballos relinchan los nombres de Armando Guadiana y Luis Fernando Salazar Fernández.

Con un PRI nacional moribundo, Manolo representa la mejor versión posible de un PRI renovado a partir de un recambio generacional, una perspectiva de género, una preocupación por la transparencia y rendición de cuentas y una mentalidad de cogobernar de manera ciudadanizada.

Su oferta electoral estará anclada a esos cuatro principios, probados de manera eficaz y efectiva en su ejercicio como Alcalde de Saltillo.

¿Cuáles de los tres candidatos potenciales de Morena representan un riesgo para Jiménez? Guadiana y Salazar no. Su momento político –o quince minutos de fama electoral (con desfiguros incluidos)– es cosa del pasado.

Ambos ayudaron a Morena para avanzar en la votación estatal, pero nada más. Ninguno estuvo a la altura de la competencia para pretender la gubernatura. Mario Delgado, presidente de Morena, podría estar confundido al respecto, pero AMLO no, por su interés en humillar al PRI en Hidalgo y Oaxaca en 2023 y en Coahuila y Estado de México en 2024.

Y para que la cuña apriete, AMLO lanzaría a un expriista en Coahuila; Mejía Berdeja, quien renunció al PRI en 1997; pero integró “La Burbuja” o grupo político liderado por Raúl Sifuentes, en su momento secretario de Gobierno, con el cual trabajó de 2000 a 2005 como coordinador de Análisis y Prospectiva.

En 2006 migró a Movimiento Ciudadano para hacer su carrera política en la Ciudad de México y en Guerrero. Fue diputado federal plurinominal (2012-2015) y diputado local plurinominal (2016-2018). En 2016 el INE lo multó por incumplir su responsabilidad de cuidar el padrón electoral que fue filtrado desde Convergencia, hoy MC, a un portal en Suecia. En 2018 perdió con Morena la Alcaldía de Acapulco.

Su cercanía política y afectiva desde su militancia priista compartida con Alfonso Durazo –exsecretario de Seguridad Pública federal y hoy gobernador de Sonora– le facilitó llegar a la subsecretaria de Seguridad Pública Federal en 2019.

¿Cuáles son tres de las debilidades de Mejía? 1.- Mejía nunca ha ganado una elección. 2.- No posee experiencia en administrar una ciudad. Por tanto, no posee una práctica exitosa de gobierno para aportar al estado. 3.- Su desarraigo lo priva de una realidad muy distinta a la cual vivió hace 16 años. Y, de manera particular, con un gobierno priista exitoso para atrincherar Coahuila de la eventual llegada de Morena en 2023.

¿Cuáles son tres de sus fortalezas? 1.- El apoyo de la fuerza del Estado personificada en AMLO. 2 Su –eventual– narrativa electoral de exigir cuentas y castigos por la megadeuda. 3.- El sostén de su amigo Durazo, gobernador de Sonora, y de otros 20 gobernadores morenistas que habría para 2023.

Manolo, a temprana edad, enfrenta un reto de madurez mayúsculo, para salvaguardar Coahuila del caos morenista y fortalecer así la mejor esperanza futura para la refundación del PRI nacional desde nuestro estado.

No hay de otra.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie