Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Domesticación del trabajo

Opinión
/ 2 octubre 2021
true

No hay movilización. Se cancela el traslado.

Todo sucede en casa. Todo es a larga distancia. Todo acontece en pantalla. El tecleo ya no es en oficina, sino hogareño.

Es tendencia en el mundo. Se gana menos pero se han visto ventajas de otro tipo en el hecho de quedarse en lugar de salir.

Es el contraste con la educación sin aulas que se ha criticado como inferior a la presencial. En el tiempo de formación integral parece que nada puede sustituir a la experiencia de comunicación intersubjetiva, en ambiente colectivo y, mejor aún, comunitario.

La domesticación del trabajo tiene aspectos psicológicos, económicos, sociales, conyugales y familiares en los cuales se van descubriendo pros y contras, ganancias y pérdidas, ventajas y desventajas. Los empleados del mundo tienen cada uno su balanza para ver qué pesa más. Los resultados podrán ser muy variados a causa de las diferentes prioridades en cada estilo de vida.

SE INTENTA el SIGUIENTE PASO

El paso del simple tratamiento hospitalario despistado inicial a la aplicación de vacuna fue notable en todas partes. Al irse descubriendo los efectos colaterales y los límites de inmunización, quedó todo en la confianza de que los vacunados, por lo menos, no tendrían gravedad aunque no todos se libraran del contagio.

Ahora se presenta un intento de paso al medicamento. Todavía no tiene aprobación, pero ya le han puesto nombre: molnupiravir. Afirman que los fallecimientos de enfermos graves han bajado, por su efecto, en un cincuenta por ciento. Se requiere mucha observación de complicaciones y contraindicaciones.

No se dan tan pronto las aprobaciones porque en la historia de medicamentos y vacunas se ha requerido un tiempo, no tan breve, de observación, con estudio cuidadoso de casos en diversas situaciones.

Las vacunas se siguen aplicando con un criterio de prioridades. “Que no se anteponga al vulnerable quien tenga menor riesgo”. Así la iniciada vacunación a menores de edad da preferencia a quienes tengan alguna enfermedad crónica que los haga más propensos a sufrir la invasión viral. Los avances en la vacunación han permitido a países, como Japón, levantar la emergencia sanitaria.

DECIR ‘SÍ’ A LA VIDA

No es postura sólo confesional sino humana.

El “no matarás” es mandamiento de la ley natural.

En toda sana conciencia, independientemente de la fe que se tenga o de la cual se carezca, está presente la exigencia imperativa de respetar toda vida humana. De una manera más significativa, la vida inocente e indefensa.

Ya se le quitó a la equivocada decisión la sanción carcelaria. No significa ni aceptación ni permisión sino acentuar la prevención que ha de tener la comunidad ciudadana para evitar que se siga tomando esa decisión no responsable por falta de orientación oportuna.

Hay pañuelos de distintos colores pero cada ser –sacrificado sin culpa– se envuelve en el invisible color blanco de su inocencia.

Promover la adopción generosa de tantos matrimonios sin hijos ha de subrayarse como opción al servicio de la vida y dignidad de todo ser humano...

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie