Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Impunidad, educación y Constitución (Segunda parte)

Opinión
/ 30 enero 2022
true

En esta semana que inicia, nuestra Constitución cumplirá 105 años de haber entrado en vigor. A lo largo de nuestra historia como nación independiente, usualmente se mencionan las constituciones de 1824, 1857 y 1917. Sin embargo, hay quienes cuentan siete* por sus aportaciones:

1814. Constitución de Apatzingán. Obra de José María Morelos y Pavón. No entró en vigor.

Publicidad

1824. Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos. México independiente.

Establece la forma de gobierno republicano, representativo y federal, la división de poderes. la elección presidencial indirecta. No enumera los derechos del hombre. Vigente hasta 1836.

1836. Constitución Centralista de 1836, conocida como las Siete Leyes Constitucionales.

Publicidad

Establece la forma de Republicano Democrática Central. Los Estados reciben el nombre de Departamentos. Creación de un Supremo Poder Conservador con finalidades políticas.

1843. Bases de la organización política de la República Mexicana. Nombrada por Antonio López de Santa Anna. Conserva las mismas características excepto el Supremo Poder Conservador.

1846. Se restablece la Constitución de 1824, la cual permanece hasta 1857.

Publicidad

En los primeros 33 años de México independiente hubo 4 constituciones y 25 presidentes.

1857. Establece la supremacía de la Constitución. Implanta definitivamente el respeto a los derechos individuales, estableciendo como garantía de los mismos, el juicio de amparo.

1917. En materia social da un paso revolucionario pues protege ampliamente a la clase trabajadora tanto agraria como obrera. Transforma los conceptos de la propiedad privada, libertad de contratación. Protege la riqueza pública contra el acaparamiento del capitalismo. Educación democrática disponible para las masas populares. Antepone el interés colectivo al individual.

Publicidad

La promulgación de la Constitución de 1917 marcó el fin de la Revolución Mexicana. Durante sus 7 años de lucha hubo 10 presidentes distintos.

A 105 años de promulgada la Constitución, ha habido 21 presidentes. La estabilidad de los periodos presidenciales, no ha impedido que el acato a la Constitución sea de los más débiles en forma comparada. En el editorial anterior de Paralelo 0°, en una gráfica de 33 países**, México es el país con mayor impunidad*** y el último lugar en nivel educativo (posiblemente la variable que más impacta la impunidad).

Al comparar los Estados de la República usando la misma gráfica, se aprecia el mismo patrón: a menor nivel educativo, mayor impunidad. El combate a la impunidad, requiere de estrategias en función de su gravedad en cada Estado. Sin embargo, todas las estrategias diseñadas deberán acatar uno de los postulados más revolucionarios en materia social de nuestra Constitución: Educación democrática para las masas populares.

Publicidad
$!Impunidad, educación y Constitución (Segunda parte)

Querido lector, evita que, en este febrero loco, los compromisos con la candelaria (2) y el enamorado (14) acaben con tu patriotismo de celebrar la Constitución (5), la fuerza área (10), el ejército (19) y nuestra bandera (24).

Agarren viada.

* Acervo de la biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de investigaciones jurídicas de la UNAM.

Publicidad

** La gráfica comprende países del OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) que cuentan con el IGI más tres países invitados.

*** Según el Índice Global de Impunidad (IGI) que toma como punto de partida la definición de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el Informe de Diane Orentlicher, en este sentido, la impunidad supone “la inexistencia, de hecho o de derecho, de responsabilidad penal por parte de los autores de violaciones, así como de responsabilidad civil, administrativa o disciplinaria, porque escapan a toda investigación con miras a su inculpación, detención, procesamiento y, en caso de ser reconocidos culpables, condena a penas apropiadas, incluso a la indemnización del daño causado a sus víctimas”.

COMPARTE ESTA NOTICIA
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor