Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Mirador 16/10/2021

Opinión
/ 15 octubre 2021
true

Este señor que aparece en el retrato es don Arsenio Silva.

Fue administrador de la hacienda de Ábrego hasta el día en que los agraristas llegaron y la tomaron toda. Entonces se fue vivir en el Saltillo con su familia y la de su patrón. De ese tiempo es la fotografía. La tomó a principios de los cuarenta don Sabás Berlanga en su estudio de la calle de Castelar.

Ahora el retrato cuelga en la sala de la casa de su hija Jesusita. Tiene una peculiaridad ese retrato: don Arsenio te sigue con la mirada a donde vayas. Si te pones a la derecha de la foto el señor te ve, y lo mismo si te colocas a la izquierda.

Eso sucede durante todo el día. Por la noche, asegura Jesusita, cuando ya todos en la casa duermen, el antiguo mayordomo fija la mirada en el oriente, que es el rumbo por donde se halla Ábrego.

Me gustaría ver ese fenómeno, pero dice Jesusita que tal cosa es imposible. Si enciendes la luz don Arsenio vuelve a fijar en ti los ojos, y te sigue con su mirada a donde vayas. Si te pones a la derecha de la foto el señor te ve, y lo mismo si te colocas a la izquierda.

¡Hasta mañana!...

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie