Diario de un nihilista 21/09/18

Politicón
/ 21 septiembre 2018

    No se olvida
    Ambos –Scherer, Echeverría–
    le dieron golpe de Estado
    a Díaz Ordaz; hasta el día
    de hoy esto se ha ocultado.

    Días de otoño
    Samuel cayó hacia sí mismo
    a pocos días del otoño;
    así pues, el moreirismo
    ya no tendrá otro retoño.

    Fusible
    “Por Mientras” era su apodo,
    pues no duraba en los cargos:
    a medias le entendía a todo,
    pero nunca en lapsos largos.

    Allá en Landín
    En la calle de Pinzón
    se desbordó –Cristo vive–
    el arroyo: que no esquive
    su culpa esa asociación.

    LC
    ¿Un #MeToo en la UAdeC
    y no propiamente gay?
    –yo le sé a esto, le sé–:
    debe haberlo, si no lo hay.

    Narco partido
    ¿Cártel de gobernadores
    quiere secuestrar al PAN?
    Maderito y Corral van
    a entregarlo a esos señores.

    Arriba Kazajastán
    Que ese triunfo sobre el hielo
    se apunte. Pelea del siglo:
    Golovkin, como un vestiglo
    desarticuló al Canelo.

    El carro no tiene culpa
    Si el Papa viaja en Ferrari,
    puede hacerlo Torres Charles:
    quién pudiera a ambos echarles
    tierra en el mismo Cimari.

    Virus del amor
    Gomita enciende las redes,
    esto ya no es novedad.
    ¿Dónde quedó Margarita?
    ¿Se la oirá en Navidad?

    Olvidarlo de una vez
    Ese macro simulacro
    no inauguró la democracia:
    Tlatelolco: pura acracia
    en el plano micro y macro.

    Bacantes de barrio
    Cantan las oligofrénicas
    hasta que en la madrugada
    –escénicas y frenéticas–
    la luz del sol las degrada.

    50 años de retraso
    Vive Rascón –Ternurita–
    en tiempos de Díaz Ordaz.
    Ni poniéndose hasta atrás
    ese fantasma se quita.