El Día Internacional de las Poblaciones Indígenas

Politicón
/ 8 agosto 2021

En julio pasado, el actor mexicano Arath de la Torre y la empresa de créditos Moneyman lanzaron un spot publicitario en el que comparaban la ceremonia ritual de los voladores de Papantla con el nulo interés de sus préstamos. Podría parecer un comentario inofensivo que raya en el humor negro, pero la realidad es muy distinta. Esto, sumado a que el propio actor comentó en Twitter que le valía “zorrillo” burlarse de un grupo indígena.

La ceremonia de los voladores fue inscrita en 2009 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la ONU, motivo que enorgullece y fortalece su identidad cultural, permeando un sentimiento de respeto hacia los grupos que la practican.

Podemos preguntarnos: ¿son los grupos indígenas tan importantes como para interponer denuncias por discriminación debido a un simple spot de publicidad? La respuesta es un rotundo sí. Los pueblos indígenas merecen el mismo respeto que cualquier otro grupo cultural, así como la máxima protección a sus derechos.

En primer lugar, debemos comprender que las creencias cotidianas de los pueblos indígenas son distintas. Esto debe ser respetado, ya que bajo ningún motivo debemos desvalorizar la gran contribución a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas que constituyen el patrimonio común de la humanidad, tal como indica la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

También debemos abandonar la idea de que estos grupos se encuentran aislados de la sociedad, pues tienen una gran influencia en la cultura actual. En diversos eventos culturales podemos apreciar a los voladores que nos entregan un gran espectáculo. Por ejemplo, en el festival Zapal, llevado a cabo en Saltillo, Coahuila, diversos grupos indígenas llevan a cabo temazcales, rituales de sanación y danzas que comparten con quienes asisten.

En lo personal, he tenido la oportunidad de contar con la guía de tribus originarias de Dakota del Sur en dicho evento. Mediante esta experiencia comprendí que una de las mejores maneras para adentrarnos a sus actividades y comprender un poco de su día a día es participando de las actividades que realizan con el fin de perpetuar y difundir sus tradiciones.

En otro ámbito que ratifica la importancia de los pueblos indígenas, como el político, el Instituto Nacional Electoral ha llevado a cabo acciones afirmativas que permitan a quienes pertenecen a grupos indígenas participar en procesos electorales. Así, en el proceso electoral federal de 2018, 13 personas de origen indígena accedieron a diputaciones federales.

Por su parte, en 2019 el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas reportó que al menos 25 millones de personas se reconocen como indígenas en México. Las Naciones Unidas señalan que hay más de 476 millones de pueblos indígenas repartidos en noventa países, lo que representa el 6.2 por ciento de la población mundial. A pesar de ser un grupo minoritario, está compuesto por personas que necesitan ser representadas para velar por sus intereses y sus derechos.

Por ello, durante el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que se celebre cada año el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas el 9 de agosto. Además, proclamó el Año Internacional de las Poblaciones Indígenas en 1993. Siguiendo dicho camino, en 2015 se elaboró un plan de acción para lograr los objetivos de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. A futuro, tendrá lugar la celebración del Decenio de las Lenguas Indígenas 2022-2032.

La pandemia provocada por el COVID-19 ha puesto en serio riesgo a las poblaciones indígenas. Antes de ella, muchas ya vivían condiciones de pobreza, difícil acceso a servicios básicos, desigualdad y discriminación. Según la UNESCO, el 21 por ciento de quienes hablan una lengua indígena en México carecen de agua, lo mismo ocurre con los alimentos, la educación, el trabajo, la comunicación, entre otros servicios.

No cabe duda de que los pueblos indígenas representan una gran parte del mundo que debe ser respetada por todos y todas. Antes de considerar burlarse o discriminarlos, tenemos que detenernos a pensar lo mucho que aportan con su diversidad de culturas, tradiciones, idiomas y sistemas de conocimiento únicos.