Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

El huevo o la gallina. La tercera ola de COVID, el gas o la pobreza

Politicón
/ 7 agosto 2021

Sin duda una semana muy movida para el Presidente López Obrador, tres grandes temas: El Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social) publicó las estimaciones de pobreza multidimensional 2018-2019. ¿Qué es esto? El Coneval es la institución que se encarga desde el 2004 (nació con Fox) en evaluar y monitorear los programas sociales y es quien mide mejor la pobreza en México. Sus estudios son muy importantes para tomar decisiones. Esta semana dio a conocer que en dos años (sí del 2018 al 2019) aumentaron 2 millones de personas (promedio) de pobreza extrema (que no tienen lo suficiente para comer) y 2 millones más los de pobreza patrimonial (que no tienen lo suficiente para vivienda, educación, etc), lo que nos deja en casi 58 millones de pobres (de algún tipo) en México. Prácticamente la mitad, si hablamos de que en México hay 120 millones de personas.  En otras palabras, el gobierno de los pobres y de la justicia social que tanto presume López Obrador, en números, va muy mal. Y por favor, no le eche la culpa a la pandemia. El cómo se respondió a la pandemia, sí es su responsabilidad.

Para la segunda quincena de Julio, muy calladito, ya existía el Gas del Bienestar. La empresa pública que creó el gobierno de López Obrador para “parar” el “sobreprecio” del gas. Ya estaba muy caro, dijo más de una vez en las mañaneras. Señor Presidente, no estaba caro, se llama inflación. Con ello, los gaseros, con justa razón, amenazaron con parar y no surtir, porque las cuentas no daban. Es diferente ser empresario, los números tienen que cuadrar para salir al mes con los gastos, y no hay “deuda pública”. Detener el suministro de Gas puede provocar una mayor inflación aunado a la pérdida de confianza del sector privado (nacional y extranjero) en hacer negocios en México (y crear empleos). Lo que estamos viendo y su desarrollo en las próximas semanas creará un parteaguas sobre cómo funcionarán las empresas públicas (las que administra el gobierno, como CFE, o el agua en algunos lugares) en lo que resta de este sexenio.

Nuevo León ya volvió a semáforo rojo y con él, las restricciones que serán un golpe para la economía local que apenas iba saliendo; aunado que para nadie es secreto que las grandes ciudades (Guadalajara, Puebla, Monterrey, Ciudad de México) se escuchaban otra vez las ambulancias, ya no hay camas y se está batallando para conseguir tanques de oxígeno (además del sobreprecio). ¿Qué pasó? ¿Y las vacunas, apá? México se coloca ya en el penoso 4to lugar de mayor mortalidad por COVID-19. Vacunas muy lentas y muy tarde. Se dice que estaremos así hasta después de la 2da quincena de septiembre. Para terminar, López Gatell confirmó que el regreso a las escuelas es eminente, catalogando como actividad esencial. Soy la primera en decir que las niñas y los niños necesitan ir a la escuela, no solamente por el rezago académico (que ya traíamos) sino también porque la escuela es el lugar donde aprender a convivir y en muchos casos es un lugar más seguro que el hogar. Lo que sí digo es que no hay dinero que alcance para todos los insumos necesarios y muchísimo menos para la infraestructura que fue robada o destruida en estos 18 meses, además de que la vacunación va muy lenta (¿será por qué ya no hay elecciones?).

Y entonces, Señor Presidente, ¿qué fue primero? ¿nos dirá que tiene otros datos? ¿qué es muy exagerado? Ser Presidente de México es el mayor honor y responsabilidad que podemos tener como ciudadanos y ciudadanas. No hay pretexto suficiente, no hay pero que valga. Las cosas están mal. ¿Qué va a hacer al respecto?

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio