Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Frontera norte: renovarse o morir

Politicón
/ 30 enero 2019

    Las huelgas en maquiladoras de Matamoros nos hablan del fracaso del modelo económico fronterizo, caduco y urgido de cambios profundos. Los trabajadores de 42 maquiladoras estallaron la huelga. Para el día 26, catorce empresas habían logrado un acuerdo; tres empresas anunciaron su cierre definitivo y el despido de más de dos mil trabajadores. Otras 25 empresas están vilo.

    Ignoro si existen o no intereses extralaborales de uno u otro lado. Que un líder se aproveche de los agremiados y haga chantaje al patrón no cambia el hecho de que los trabajadores de la maquila reciben salarios miserables. Las huelgas en Matamoros son la punta del iceberg de la grave situación que se vive en toda la frontera norte de México.

    La maquila nació a mediados de los años sesenta, como reacción al encarecimiento de la mano de obra en Estados Unidos y Japón. Se establecieron en México empresas extranjeras aprovechando una mano de obra mucho más barata que la de sus países de origen, a condición de regresarles íntegra su producción, libre de aranceles, ofrecían modernidad y empleo.

    Hay de todo. Conozco empresas de la frontera que ofrecen salario y condiciones laborales dignas, lamentablemente son la excepción. Suele prevalecer un afán desmedido de lucro.
    Ambos papás deben salir temprano al trabajo, los hijos se van a la escuela o se quedan en casa sin nadie que se ocupe de ellos, la televisión y el ambiente hace estragos en ellos. El día de trabajo deja poco tiempo para convivir en familia. Trabajar, consumir, pagar deudas. Estrés, alcoholismo, violencia y crisis familiar.

    La maquila existe porque produce a una fracción del costo en sus países de origen. Ofertaremos mano de obra barata mientras no apostemos por “mentes calificadas” y por recuperar a fondo la dignidad del ser humano. Se oponen a ello la avaricia de empresarios, los líderes sindicales sin escrúpulos, la falta de oportunidades de trabajo y el consumismo desaforado.

    El modelo explotador de la maquila, inversión por mano de obra barata, no aguanta más, es hora de cambiar la estrategia. Son décadas de daño que deben parar. Además, ahí viene la automatización integral, las empresas dispondrán de robots que no descansan, no enferman, no piden aumento salarial, sólo producen. No falta mucho y no estamos preparados para ese reto.

    Es hora de pensar diferente, atreverse a lo que pareciera incómodo para los explotadores modernos y para más de un explotado.

    El plan del Presidente para la frontera norte puede dar inicio a una historia de éxito. Espero que no se quede en una promesa más de políticos demagogos. Bien llevado a la práctica, puede hacer que AMLO pase a la historia. Su éxito precisa algunas variables indispensables: debe incluir a las ciudades de ambos lados de la frontera, ser un esfuerzo de los dos países, tener un claro enfoque educativo, capacitando y certificando habilidades y oficios, contar con apoyos e incentivos para los emprendedores. Necesitamos desarrollar mentes calificadas y multiplicar opciones de trabajo que cuiden al trabajador y respeten su dignidad. El resto de la inversión gubernamental debe destinarse a seguridad y cuidado del medio ambiente, al cuidado de la persona y del planeta.

    Hay una buena noticia en Estados Unidos: legisladores demócratas y republicanos aprobaron en la cámara baja la iniciativa 1567, un proyecto enfocado a este fin. Veremos si pasa en el Senado. La introdujo el congresista Demócrata por Texas, Henry Cuellar. En concreto, la iniciativa consiste en solicitar al ejecutivo que produzca políticas para la frontera, en educación, fortalecimiento del intercambio educativo entre ambas naciones, así como incentivar nuevos negocios y proyectos conjuntos de infraestructura fronteriza.

    Entre muchas otras razones, el éxito de esta iniciativa encuentra parte de su empuje en la presencia activa de la sociedad civil. El rol que juegan los ciudadanos organizados para provocar el debate constructivo y el impulso de iniciativas, como la aprobada en Washington, se torna crucial. Particularmente cuando se debe avanzar, superar y hacer un espacio constructivo en medio de tanta polarización política e ideológica. La Fundación MATT (www.matt.org) ha sido crucial en el entendimiento constructivo de los legisladores en esta materia. Ahora le toca hacer su parte a los legisladores mexicanos; y en ello MATT ya está trabajando. Al Ejecutivo tocará accionar y enriquecer sus iniciativas escuchando a los vecinos y trabajando con aquellos que ya tienen experiencia exitosa. Se puede discordar en muchos temas, pero mucho bien haríamos si de vez en cuando abrimos espacios de diálogo y acuerdo en aquello que nos beneficia a todos.

    @chuyramirezr
    Facebook: Chuy Ramírez 

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie