Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Revocación o ratificación de mandato. El juego de palabras de AMLO

Opinión
/ 15 octubre 2021

Esta semana se está dando una de las discusiones más importantes en el futuro de la democracia en México. Nada más ni nada menos que la Ley Federal de Revocación de Mandato, la Ley Secundaria a la reforma constitucional de diciembre 2019 sobre consulta popular y revocación de mandato. Más de uno estará pensando, ¿qué quieres decir con todo eso? Vamos por partes.

En diciembre de 2019, se aprobó el cambio a la Constitución para agregar la consulta popular (como lo de encarcelar o no presidentes, construir o no el aeropuerto o la refinería) y la revocación de mandato para ver si queremos o no que siga el Presidente por lo que resta de su periodo.

El 14 de septiembre pasado, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Federal de Revocación de Mandato, misma que añade o cambia (depende en qué parte de la historia quieran leerlo) la pregunta para ver si queremos al Presidente, de revocación a ratificación.

Esto no es nada nuevo. En campaña desde hace más de una década, muchos candidatos y candidatas juegan con la promesa que podemos quitarlos antes de que termine su periodo a través de la revocación de mandato, yendo a las urnas para ver si se quedan o se van. El propio Jaime Rodríguez “El Bronco” lo dijo más de una vez en campaña. Sin embargo, el tema estaba en que no había una Ley Secundaria. Estas llamadas “leyes secundarias” no son otra cosa que las instrucciones que manda el Poder Legislativo (Senado y la Cámara de Diputados) a las instituciones que vayan a ejecutar esta Ley. Sin estas “instrucciones” no puede llevarse a la práctica nada. Cabe mencionar que estas “instrucciones” no pueden decir algo diferente, ni más ni menos, que lo que dice la Constitución.

Entonces, lo que está pasando es que se le está diciendo el qué hacer y cómo hacerlo al INE, en este caso, y se le agregó que la pregunta tiene que decir, si se “revoca” a “ratifica” el mandato de López Obrador. Ahora bien, dirán, ¿por qué tanto escándalo por el cambio de palabras? Se podría pensar que el resultado es el mismo.

Si te preguntan si quieres irte de la fiesta o te quieres quedar en la fiesta. ¿Qué respondes? Ahora, te preguntarán si ya no te quieres ir de la fiesta o si quieres quedarte en la fiesta. ¿Te estoy preguntando lo mismo? No, las dos preguntas tienen el mismo resultado: te quedarás en la fiesta. Este juego de palabras puede ser sumamente perverso en un político tan exitoso en términos de comunicación como lo es López Obrador. Tampoco estoy inventando nada, este es un camino que han seguido otros líderes políticos de América Latina como Evo Morales en Bolivia, Correa en Ecuador, Chávez y Maduro en Venezuela.

Cada quien puede calificar como crea al Presidente y su mandato, esa no es la discusión aquí, saber si estamos a favor o en contra. La discusión aquí trata sobre cómo se aplicarán las leyes por las instituciones.

Por esta razón, muy acertadamente la alianza Va por México del PRI, PAN y PRD que vimos en la elección del 2021 presentó una acción de inconstitucionalidad. ¿Por qué? Consideran (y yo estoy de acuerdo) que la Ley Federal de Revocación de Mandato, “se pasó” de lo que dice la reforma constitucional. Vivimos en una república federal representativa regida por 3 poderes. Se trata de “pesos y contrapesos” tal cual lo buscó la Revolución Francesa de 1789. El Poder Legislativo (diputados y senadores) y el Poder Judicial (Suprema Corte, jueces, Tribunales) están para observar y hacer valer lo que dice la Constitución y que el Poder Ejecutivo (Presidente) no haga más ni menos.

Aún no sabemos cuál será el final, pero es trascendental en la historia política de nuestro país y en el futuro de nuestras instituciones. Como lo anticipé hace algunos meses, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Cámara de Diputados jugarán un papel sumamente importante en los próximos meses rumbo al 2024. Sigamos de cerca estas discusiones y sobre todo hagamos presión con nuestros representantes legislativos de acuerdo con lo que creemos correcto o no. Nuestra chamba de #CiudadanosDeTiempoCompleto.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie