El Universal
Dio un plazo de 72 horas al partido para completar el cómputo nacional y, al concluirlo, 48 horas adicionales para realizar una nueva acta sobre el resultado final de la elección interna.
Ciudad de México.- En punto de las 20:30 horas, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó la reposición del proceso de cómputo de la elección del presidente y secretario general del Partido de la Revolución Democrática.

Con esta decisión, tomada por unanimidad, el órgano jurisdiccional dio la razón a Jesús Ortega y revocó la decisión de la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia que daba como virtual ganador de la contienda interna a Alejandro Encinas con el cómputo de 83.9%.

Al ratificar el proyecto de sentencia del magistrado Pedro Esteban Penagos, el pleno de magistrados dio al PRD un plazo de 72 horas para que concluya el cómputo total de la elección y 48 horas adicionales para que elabore un proyecto de acta de cómputo nacional.

Esta noche, la magistrada presidenta, María del Carmen Alanis, destacó que en torno a la elección perredista ha habido cuatro quejas, dos recursos de inconformidad presentados ante la Comisión Nacional de Garantías y siete resoluciones emitidas por ese órgano.

Además de dos incidentes y tres acuerdos de dicho órgano partidista, las renuncias de integrantes de la Comisión técnico-electoral, seis juicios para la protección de los derechos políticos-electorales, dos más en camino, y dos cómputos nacionales, uno con 83.9% de votos.

"Se revoca el acta de cómputo nacional (de la Comisión Nacional de Garantías) validada por esta instancia y todos los actos que se opongan a la presente ejecutoria", establece la sentencia aprobada anoche que ordena el cómputo total de la jornada del 16 de marzo.

Al argumentar su posición, cada uno de los siete magistrados hizo notar que en un proceso electoral debe haber un conteo total de votos para dar certeza, que al no contar el total de votos se excluiría a un sector del partido y que debe haber apego a la norma.

Subrayaron que si bien la Comisión Nacional de Garantías es le máximo órgano interno del partido para imponer justicia su actuación tuvo una gran inconsistencia al presentar resultados finales cuando faltaba más de 16% de votos por computar.

María del Carmen Alanis, presidente del Tribunal, hizo notar que las resoluciones de la Comisión Nacional de Garantías incurrió en contradicciones entre las decisiones tomadas el 11 de abril y la de 29 del mismo mes. Asentó que el tribunal ratifica la primera con la que se debe realizar el cómputo total de votos.

El magistrado Manuel González Oropeza hizo notar que si no se cuentan todos los votos no podría haber certeza de quien ganó la elección, mientras que su compañero Constancio Carrasco asentó que es necesario que en los procesos de renovación de los órganos partidistas se contabilicen todos los sufragios para no excluir a nadie.

Salvador Nava dejó claro que con esta decisión el Tribunal no tiene interés de intervenir en la vida interna de un partido sino que con las nuevas facultades que le da la constitución se debe garantizar la protección de los derechos partidarios de los ciudadanos.

Antes le magistrado Alejandro Luna Ramos destacó que las instancias internas del PRD fallaron al realizar su trabajo sobre el cómputo de la elección. Coincidió con sus compañeros en que debe haber certeza con un cómputo total de votos.