La Fiscalía colombiana ordenó hoy la captura del ex jefe del servicio secreto (DAS) Miguel Maza por el delito de homicidio agravado en calidad de coautor del líder político Luis Carlos Galán, muerto en 1989
El ente acusador busca evitar que el proceso por el magnicidio de Galán, asesinado hoy hace 20 años, prescriba y los posibles responsables queden en libertad. Maza se entregó en una oficina del DAS en el norte de Bogotá.

"La determinación fue adoptada por el fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario que adelanta la investigación por el crimen del dirigente político cometido hace 20 años en la plaza del municipio de Soacha (cerca a Bogotá)", señaló un reporte del ente acusador.

Maza, general retirado de la policía, rindió diligencia de indagatoria el 27 de julio último en la sede de la Fiscalía. El ex oficial era director del DAS cuando fue baleado por Galán por sicarios pagados por el cartel de Medellín.

Según la prensa local, el ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) tendrá que explicar por qué cambió el esquema de seguridad de Galán semanas antes de su muerte y si ayudó a los sicarios que perpetraron el crimen.

La familia de Galán asistió hoy a una misa en el Cementerio Central, mientras que el presidente µlvaro Uribe estuvo en un acto académico para conmemorar la muerte del entonces precandidato presidencial.

"Los testimonios que se han recogido durante estos últimos años, en estos últimos meses, son un esfuerzo muy grande en la investigación del Estado colombiano y consideramos que no se puede perder", expresó el senador opositor Juan Manuel Galán, hijo mayor del líder político.

La semana pasada, la Procuraduría General solicitó a la Corte Suprema de Justicia la condena del ex ministro de Justicia Alberto Santofimio por el magnicidio en 1989 del candidato presidencial.

La solicitud fue emitida dentro de un recurso de casación que estudia la Corte Suprema, en la que se pidió revocar la absolución luego de que un tribunal declaró inocente a Santofimio.

Según el jefe del Ministerio Público, existen pruebas para condenar a Santofimio, quien ha rechazado las acusaciones de las autoridades judiciales sobre su participación intelectual en el crimen de Galán.

Galán fue asesinado a balazos el 18 de agosto de 1989 frente a miles de simpatizantes que lo aclamaban en la población de Soacha, contigua a Bogotá.

Medios de prensa han señalado en las últimas semanas que las más recientes investigaciones de la Fiscalía apuntan a que el crimen no fue una acción individual del ya extinguido cartel de Medellín, sino que se trató de un complot en el que participaron narcotraficantes, paramilitares, agentes estatales y políticos corruptos.

Una ex presentadora de televisión declaró que Escobar ordenó matar a Galán porque así se lo sugirió el ex ministro y ex congresista, quien inicialmente fue condenado a 24 años de prisión por este caso, aunque la sentencia fue anulada en octubre pasado, pues un tribunal puso en duda la validez de testimonios en su contra.