Notimex
Cd. de México.- Las seis columnas internas que sostienen la estructura de la Antigua Basílica de Guadalupe quedarán totalmente descubiertas en 2008 de la capa de concreto que las mantuvo ocultas durante más de 20 años, como parte de la restauración que se hace al edificio que en 2009 cumple 300 años de construido.
En entrevista con Notimex, monseñor Pedro Agustín Rivera, rector del recinto, explicó que hasta el momento la Iglesia ha invertido unos dos millones de pesos en el rescate del edificio histórico, pero ahora están invitando a la ciudadanía para que se sume en el esfuerzo de la remodelación de la antigua Basílica de Guadalupe".

Con esta intención, el 28 de noviembre y el 1 de diciembre próximo se llevará a cabo una subasta de arte sacro contemporáneo que incluye pintura y escultura, con la que se espera recaudar fondos para continuar los trabajos en el edificio.

Hasta el momento, explicó, se han liberado unas 20 toneladas de concreto que cubre las columnas de la catedral, "una de ellas está totalmente descubierta, otra está en el proceso de separación, lo que ayudará que las columnas originales puedan lucir en todo su esplendor".

Las columnas, dijo, debieron ser cubiertas con una capa de hasta 50 centímetros de ese material a fin de evitar el colapso de las mismas que venía ocasionando el hundimiento del inmueble en la década de los 70 y que llegó a ser de hasta 3.80 metros.

"Fue necesario que las columnas fueran recubiertas de cemento por la inclinación que llegó a tener el edificio, el grado de inclinación de las columnas alcanzaba unos 50 grados con lo cual ponía en peligro la estructura del edifico que podía colapsarse, pues las columnas ya no sostenían el punto de equilibrio de la cúpula".

Además, dijo, "siendo de bloques superpuestos, se corría el riesgo de que uno de ellos se corriera y colapsara todo, la única manera de subsanar eso fue la de ponerles una cubierta de cemento" que será totalmente quitada en 2008.

Actualmente, precisó, el desnivel del edificio es de 1.5 metros, sin embargo éste fue consolidado con unos 270 pilotes que a través de un sistema hidráulico permite conocer el comportamiento del edificio, "hay constante revisión y mantenimiento de los pilotes, es una de las acciones que también queremos desarrollar y que en su conjunto requiere de cerca de dos millones de pesos", dijo.

Los trabajos han alcanzado la restauración de la capilla votiva del templo, sin embargo, en toda la labor, "hay que tomar en cuenta los tiempos y los recursos con que cuenta Conaculta, de acuerdo con ello se va trabajando, también se espera trabajar en los vitrales".

Por lo pronto, continuó, el estado de los vitrales "varia, hay algunos que están completos, otros con agujeros faltantes de piezas, el 16 de julio del año pasado por el viento y el deterioro que tenía el sistema con el que estaba fijado, uno de estos vitrales se cayó, los restos se conservan porque la intención es restaurarlo".

La Antigua Basílica, dijo Rivera, "es un monumento nacional emblemático en cuanto a nuestra identidad nacional, por ello es muy importante, junto con los apoyos federales poder acelerar el proceso de restauración, debido a que en el 2009 estará cumpliendo 300 años de que abrió sus puertas y ante la probable visita del Papa Benedicto XVI".

El edificio tuvo que cerrar en 1976 debido a la inclinación que había alcanzado por las condiciones de suelo de México, este desnivel hacía que existiera el riesgo de que se desplomara todo el edifico y por eso se tomó la decisión de construir la nueva basílica que fue bendecida el 12 de febrero de 1976.

Respecto a la subasta, organizada por la asociación Sumando amor (encargada de reunir recursos para la restauración), explicó que contará con unas 100 obras de arte, en diferentes formatos, técnicas y precios, que serán ofrecidas el 28 de noviembre y 1 de diciembre en la Parroquia Resurrección del Señor, ubicada en Bosques de las Lomas.