Notimex
México, DF.- La cantante mexicana Edith Márquez calificó como un "gran logro" en su carrera el haber vendido hasta la fecha más de 85 mil copias de su más reciente álbum "Memorias del corazón", que salió a la venta en agosto pasado.
Aseguró lo anterior debido a los elevados índices de "piratería" de producciones musicales en México, y porque su disquera Emi Music México, a la que Lucero señala como responsable directa de las bajas ventas de su nueva placa musical por falta de promoción, le ha dado su apoyo incondicional.

Incluso, cuando representantes del sello le entregaron el Disco de Oro a la mitad del concierto que Márquez ofreció la víspera en un bar de esta capital, resaltaron que Emi Music México se hace con "muy buenos artistas" y que ella es una de las pocas de este tipo que existen en América Latina, "estamos muy contentos contigo y con muchas ganas de hacer muchas cosas".

La ex Timbiriche agradeció entonces el apoyo y el cariño del público: "Gracias por el honor que me hacen al comprar un disco mío o un ticket, no sé cómo pagárselos. Es muy halagador saber que ya llevo más de 85 mil copias vendidas, porque sí es un momento difícil en la industria discográfica, por la piratería, el mp3 y tantas cosas".

Sobre Lucero y los comentarios de la prensa en cuanto a lo parecido de su look en las portadas de sus discos, mencionó:

"Somos muy diferentes, no tenemos nada que ver ni a nivel musical ni físicamente; probablemente sea una cuestión de publicidad, pues los medios de comunicación a veces se agarran de cualquier cosa para estar comparando a los artistas, pero todo mi respeto, mi admiración y cariño para ella".

Del grupo Timbiriche y su reencuentro por el 25 aniversario de su creación, expresó que respeta su trabajo. Apuntó que por cuestiones de tiempo no ha tenido la oportunidad de verlos en el escenario y admitió que la invitación para participar en sus conciertos nunca fue extensiva al resto de los integrantes.

Se rehusó a opinar sobre el problema de drogas de Paulina Rubio, y sólo se limitó a decir: "A todos les deseo lo mejor, los quiero mucho, los recuerdo con mucho cariño; fue una etapa que marcó mi vida personal y mi carrera artística".

A la presentación musical de "Memorias del corazón" acudieron su esposo Beto, sus hijos Sebastián y Nicolás, así como amigos, otros familiares, la productora Carlas Estrada, el comunicador Juan José Origel, la actriz y conductora Yolanda Andrade, el contratenor Fernando Lima, el cantante Jorge Muñiz y el productor Jorge Avendaño, entre otros.

La presencia de todos ellos hizo que a la intérprete de "Mi error, mi fantasía" se le quebrara la voz en varias ocasiones cuando dijo:

"He recibido un gran apoyo y un cariño muy especial, un enfoque y una inyección de energía cada día de mi vida. Es muy conmovedor de pronto recibir un Disco de Oro con ellos enfrente porque me hace recordar varias cosas, desde cuando empecé hasta el día de hoy, por eso me tocan las fibras más sensibles", sostuvo.

Edith Márquez, ataviada con un blusón escotado y diminuto que dejó al descubierto sus torneadas piernas y reveló el color de su prenda íntima, interpretó más de una decena de canciones, entre ellas:

"Déjenme si estoy llorando", "Si no te hubieras ido", "Total", "Devuélveme", "No renunciaré", "A puro dolor" y "Memorias del corazón", que se desprenden del disco de "covers" de este último nombre.

Una hora después regresó al escenario con un vestido entallado de color rojo para interpretar a ritmo de mariachi "Me nace del corazón", "Fue un placer conocerte" (en homenaje a Rocío Dúrcal), "Mi error, mi fantasía (su primer éxito), "Mírame", un popurrí con temas de Selena, y "Total", su sencillo en promoción.

Márquez, quien tiene siete discos como solista, grabará este jueves su participación como conductora del programa "Desmadruga2", al lado de Israel Jaitovich y espera que en breve se edite "Memorias del corazón" en España.