Claudia Olinda Morán / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Hace poco más de un mes el Gobierno estatal entregó como obra terminada la tercera etapa de la avenida Prolongación Otilio González y el bulevar Mirasierra. Sin embargo, los más de 12 millones de pesos aplicados a la misma, no alcanzaron para banquetas ni iluminación.
Un recorrido por la zona muestra cómo esta vialidad de 7.2 kilómetros, a diferencia de otras como el bulevar Colosio al norte de la ciudad, carece de espacios para peatones, iluminación o siquiera un camellón que facilite atravesarla.

Y aunque a simple vista hay más personas que circulan a pie en el oriente que en el norte, a las autoridades no parece importarles esta carencia, ni siquiera en lugares en donde a falta de puentes se utiliza la cinta asfáltica para sortear arroyos.

Tampoco los más de 50 mil metros lineales de pintura que presume el Municipio y que se aplican a los principales bulevares de la ciudad han beneficiado a este sector.

En el caso del bulevar Otilio González la situación se agrava no sólo por la falta de banquetas o que están invadidas por autos y vendedores, sino que hay enormes tramos en donde ni siquiera se contempló dejar un espacio para el peatón.

Y es que aunque la calle Otilio González a la altura del periférico inicia con una obra vial destacada por la actual administración, al oriente, en una de las zonas más populosas de Saltillo se convierte en una peligrosa vialidad en donde ya han ocurrido varios atropellamientos.

De poniente a oriente, las banquetas en mal estado son una constante, los lotes de autos delimitan los predios sólo con una cerca de alambre de púas y dejan un espacio con montículos de piedra y tierra a manera de banqueta.

En otros casos, la banqueta está invadida por los vendedores de autos y vehículos chatarra que supuestamente, según el programa "Ventana Rota" de la Policía Municipal serían retirados de las calles.

En sentido contrario, de oriente a poniente, lo que debería de ser la banqueta se transforma en un sendero de piedras que obliga a las mujeres con carreolas para bebé a subirse al pavimento.

Los puentes que conectan las colonias y son el único paso para sortear un arroyo, son prácticamente inexistentes. A la altura de Otilio González y Periférico sólo hay un puente en el lado izquierdo, por el otro, la gente circula sobre la calle.

 

DE MAL EN PEOR
> La calle Otilio, de LEA al oriente no cuenta con banquetas.


* Hay tramos en que la vialidad es hasta de seis carriles y de repente se reduce sólo a dos.

* Enormes distancias carecen de banqueta.

* El agua que baja de Las Tetillas ha carcomido grandes tramos de pavimento.

* A pesar de que hace un par de semanas se entregó la tercera etapa de la obra, tampoco ésta cuenta con banquetas.

* El sector oriente es uno de los más peligrosos de la ciudad, y a pesar de esto hay un sinnúmero de colonias que carecen de alumbrado público.

* En las colonias del lugar abundan las calles sin pavimento y hogares sin los elementales servicios públicos.