Notimex
El movimiento político del clérigo radical chiita Muqtada al-Sadr anunció hoy que alcanzó un acuerdo con el gobierno iraquí para poner fin a los combates en Bagdad.
Madrid.- El movimiento político del clérigo radical chiita Muqtada al-Sadr anunció hoy que alcanzó un acuerdo con el gobierno iraquí para poner fin a los combates en Bagdad, que han dejado al menos 13 muertos en las últimas horas.

El anuncio de la tregua en Bagdad coincidió con el inicio de una amplia operación de las fuerzas iraquíes y estadunidenses en la norteña ciudad de Mosul contra militantes de la red Al Qaeda, según reportes de prensa conocidos en esta capital.

Salah al-Obeidi, vocero de al-Sadr, dio cuenta de la tregua que entrará en vigor a partir de mañana domingo y por la cual "pararemos el fuego, dejaremos de exhibir armas en público y abriremos todos los caminos que conducen al distrito de Ciudad Sadr", dijo.

El acuerdo estipula que las fuerzas de seguridad iraquíes tienen derecho a realizar redadas e incursiones en Ciudad Sadr cuantas veces lo deseen, pero siempre siguiendo los principios de los derechos humanos, precisó.

Al-Obeidi, quien participó en las negociaciones conducidas en Bagdad, dijo además que ambas partes habían alcanzado acuerdos en 10 de los 14 asuntos en discusión, que no incluyeron la disolución de la milicia Ejércto Medhi, de al-Sadr.

Sin embargo, Ali al-Dabbagh, portavoz del gobierno iraquí, declinó proporcionar mayores detalles del pacto, cuyo anuncio coincidió con nuevos combates en Bagdad, que se han cobrado la vida de al menos 13 personas y causado herias a otras 77.

Por separado, el Ejército de Estados Unidos reportó la muerte de ocho combatientes chiitas en Bagdad.

Los enfrentamientos en el distrito Ciudad Sadr, bastión del clérigo radical chiita, comenzaron en marzo pasado después que el primer minstro Nuri al-Maliki lanzó una operación contra las milicias en la sureña ciudad de Basora.

Se estima que alrededor de seis mil personas han abandonado sus casas en Ciudad Sadr para escapar de los combates y buscar de alimentos y medicinas.

Por otra parte, en la norteña ciudad de Mosul, el ejército iraquí lanzó una masiva ofensiva contra Al Qaeda en Irak, en la cual participan unos 10 mil sunitas tribales a los que se sumarán más soldados en los próximos días.

El gobierno local decretó el toque de queda en la ciudad y los jueces han emitido un número de arrestos que permitan la detención de líderes de al Qaeda.