El Universal
Ciudad Del Carmen, Camp.- Subieron a la mandarina (balsa de emergencia), pero justo cuando iban a ser rescatados por un barco, una ola de más de 10 metros la volteó y se reventó. Soportaron el agua helada del Golfo; nadaron por 22 horas, abrazados, y cuando uno se "chispaba" (soltaba) los otros regresaban por él.
"¡Los cuatro nos salvamos o aquí nos quedamos todos¡", recuerda Teodesio Rueda de León, que junto con Jorge Herrera, Carlos Blas y Rodolfo Reyes, fueron rescatados por la Marina un día después del accidente registrado en la plataforma Usumacinta, en la sonda de Campeche, el pasado martes.

Apenas y puede hablar; su voz -abatida por el cansancio- parece la de un abuelo y apenas llega a los 37 años. La determinación de permanecer juntos con sus compañeros de cuadrilla y la fe en Dios fue lo que los ayudó a salir con vida en medio de la tragedia, comenta.

"El recuerdo de mi esposa y mis hijas, me daban fuerzas. Jorge decía que contáramos chistes para no quedarnos dormidos, pero yo le decía que cómo iba a pensar en chistes en esos mementos", expresa casi lloroso el perforador originario de Agua Dulce, Veracruz.

A pesar del miedo, los cuatro se aferraron a la vida; se turnaban para que mientras tres descansaban, el otro era el "motor" que los empujaba. "Así nos encontraron como a las cuatro de la tarde (del miércoles)", asegura.

Así se lo dijo al presidente Felipe Calderón, quien visitó ayer a Teodesio, Jorge, Carlos y Rodolfo, en el hospital regional de Pemex. El mandatario destacaría la valentía y el esfuerzo de los cuatro por haber conservado la vida.

La ciudad comienza lentamente a recuperarse del frente frío que azotó el pasado martes. En los hospitales del IMSS y de la Secretaría de Salud de esta ciudad, médicos señalaron que los sobrevivientes que fueron atendidos han sido dados de alta.

"Hay 50 desaparecidos"

Pero los familiares denuncian por la radio local que hay una mandarina desaparecida con 50 trabajadores de la plataforma. La misma noticia corre en los radios de "banda civil" de los taxistas donde se lanzan mensajes de que hay más cadáveres flotando cerca de la playa.

Ayer, la paraestatal informó que el accidente dejó 19 muertos; cuatro personas estaban desaparecidas y que las labores de búsqueda continúan en la zona por medio de helicópteros de Pemex y de la Armada de México.

Un trabajador petrolero, quien no dio su nombre por temor a represalias, comenta que en la plataforma se labora en condiciones inhumanas.

Denuncia que muchas empresas subcontratan personal por salarios de que van de los 2 mil 800 pesos a la catorcena; con jornadas de 12 horas diarias y sin prestaciones sociales en el caso de ayudantes o mecánicos.

Para los "perforadores", agrega, los salarios van de 10 mil o 15 mil pesos, cuando un ayudante de perforación de Pemex sindicalizado gana como mínimo 21 mil pesos a la catorcena, más prestaciones y recibe instrucción en caso de una emergencia.