Hendrix prendió fuego a la guitarra al término de un concierto en Londres en marzo de 1967 ante una audiencia atónita y tuvo que ser llevado al hospital al sufrir quemaduras leves.
Londres, Inglaterra.- La primera guitarra que quemó en un escenario el legendario músico Jimi Hendrix se vendió hoy por 280.000 libras (algo más de 495.000 dólares) en una subasta en Londres dedicada a pertenencias de estrellas del rock.

La guitarra, una Fender Stratocaster, era una de las joyas de la puja, en la que también se ofrece al mejor postor el primer contrato firmado por los Beatles con su mítico manager, Brian Epstein, las huellas dactilares de Elvis Presley y el último cuaderno de Jim Morrison.

Hendrix prendió fuego a la guitarra al término de un concierto en Londres en marzo de 1967 ante una audiencia atónita y tuvo que ser llevado al hospital al sufrir quemaduras leves.

Posteriormente el legendario guitarrista y cantante, que murió en 1970 a los 27 años a causa de una sobredosis de somníferos, se volvería famoso por ese ritual de quemar la guitarra en sus actuaciones.

El instrumento subastado hoy, que tenía un precio estimado de unas 500.000 libras (unos 884.000 dólares), tiene aún las marcas del fuego y ha permanecido cuarenta años en paradero desconocido.

El jefe de prensa del músico, Tony Garland, lo guardó en el garaje de sus padres, donde fue encontrado el año pasado.