Las agencias distribuidoras son las que cargaran en una primera instancia con el pago de la eliminación de la tenencia vehicular y no el gobierno federal. Foto: Archivo/ Vanguardia
El Universal
La Comisión de la Industria Automotriz en San Lázaro explica que las agencias distribuidoras de automóviles ya han comenzado a quejarse de la situación
Ciudad de México.- El presidente de la Comisión de la Industria Automotriz de la Cámara de Diputados, Melchor Sánchez de la Fuente, informó que serán las agencias distribuidoras las que habrán de cargar en una primera instancia con el pago de la eliminación de la tenencia vehicular y no el gobierno federal.

"El impuesto será pagado en primera instancia por las agencias distribuidoras, pues el monto se considerará deducible hasta que se realicen las declaraciones mensuales y anuales, lo que las obligará a castigar su liquidez", explicó.

Sánchez de la Fuente sostuvo que es como exigirles pagar por adelantado los impuestos que anteriormente pagaban al finalizar el mes, lo que sin duda significará alterar sus propios ciclos fiscales, afectando al capital de trabajo y repercutiendo en la falta de liquidez.

El legislador del partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que las agencias distribuidoras de automóviles ya han comenzado a quejarse de esa situación.

Por ello, exigió al gobierno federal cumplir con el pago desde una primera instancia del costo de la tenencia.

"Todo esto, deja claro que al decretar la desaparición del pago de la tenencia en la compra de vehículos nuevos con un valor igual o menor a los 250 mil pesos, el presidente Felipe Calderón, en su papel de jefe de campaña de Acción Nacional, pretende incidir en las urnas electorales", aseveró.

El legislador lamentó que el gobierno federal juegue ese papel en lugar de reactivar el sector automotriz y apoyar en realidad la economía familiar.

Reprochó que el gobierno federal en su afán por ir al rescate de los candidatos del Partido Acción Nacional (PAN), "termina por exhibir su desesperación y falta de sensibilidad social, toda vez que esta medida fue aprobada por el Legislativo desde 2007".

Aseguró que además el gobierno federal intenta repetir burdamente la aplicación de medidas similares en Coahuila, Querétaro y Puebla.

Comprar un automóvil nuevo hoy con valor de 250 mil pesos, implica pagar tres mil pesos de tenencia, cantidad que absorbería el gobierno federal, aseguró.

Sin embargo, sólo el incremento por concepto de Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15% e Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN) de 16% para este año, representa desembolsar en total tres mil 440 pesos.

De esta forma, destacó el legislador federal que el aparente beneficio resulta nulo, inexistente, ya que desaparece como resultado del aumento de impuestos previo aplicado a bienes de consumo y a autos nuevos.