NOTIMEX
Los Angeles, EU.- La Sociedad Saleciana acordó pagar 19 millones 500 mil dólares a 17 víctimas de abusos sexuales cometidos por un sacerdote y con ello dar por terminados los últimos casos que enfrentó la Arquidiócesis de Los Angeles.
El acuerdo se dio después de que un jurado escucho las acusaciones contra el sacerdote saleciano Titian Miani, de 81 años, de haber tocado de forma indebida a cuatro menores cuando fueron asignados a su cargo en la preparatoria Saint John Bosco en la ciudad de Bellflower.

El abogado Raymond Boucher, quien representó a las víctimas, indicó que con esta resolución la Corte pudo corroborar las acciones ilícitas cometidas por un representante de los salesianos.

El año pasado la Arquidiócesis de Los Angeles alcanzó un acuerdo con el que pagará 660 millones de dólares a más de 500 víctimas de abusos cometidos por miembros de la misma arquidiócesis.

En ese acuerdo la Sociedad Salesiana declinó formar parte de los convenios y sus casos fueron resueltos de manera separada.

En un comunicado el directivo de la Sociedad Salesiana el padre John Itzana ofreció disculpas a las víctimas al señalar que 'entendemos el profundo daño que estos incidentes han causado a menores, los más vulnerables de nuestra sociedad y sus familias'.

'Reconocemos el dolor que esto ha causado en una conducta irresponsable y haremos todo en nuestro poder por asegurar que nunca vuelva a ocurrir', afirmó.

Miani fue acusado cuando era seminarista en la década de los años 40 de molestar a un adolescente de 13 años en una iglesia italiana y de abusar de al menos tres menores en una escuela salesiana en Edmonton, Canadá.

Después de ser transferido a Saint John Bosco en la ciudad de Bellflower, en el sureste de Los Angeles, Miani se acercó a una familia cuyo padre había fallecido y mientras la madre se iba a trabajar y acudía a una escuela nocturna, abusó de su hijo de 15 años y a sus dos hermanas.

Miani dejó la orden salesiana en 1974 pero continuo fungiendo como sacerdote hasta su retiro de las actividades clericales en 1993 y su última residencia conocida fue en Stockton, California, de acuerdo a reportes de la corte.