El Universal
Manifiesta el secretario general del PAN, Rogelio Carbajal, que el caso de la francesa sólo puede resolverse con base en lo que la legislación mexicana e internacional establecen.
El Partido Acción Nacional (PAN) rechazó que las relaciones entre México y Francia se vean deterioradas por el caso de la secuestradora francesa Florence Cassez.

"Las relaciones diplomáticas entre México y Francia van mucho más allá de este caso concreto", manifestó en conferencia de prensa, Rogelio Carbajal, secretario general del PAN.

Comentó que hay una "añeja tradición" bilateral que debe "respetarse", y que además ha sido reiterada en la visita del presidente Nicolás Sarkozy, el lunes pasado.

"Siempre ha sido un país con el que hemos mantenido una estrecha relación, desde hace mucho tiempo", por lo que "las relaciones bilaterales van mucho más allá que este caso concreto".

Destacó que este caso de la francesa "sólo puede resolverse en base a lo que la legislación mexicana e internacional establece".

Reiteró lo dicho ayer por el presidente nacional del PAN, Germán Martínez, en el sentido de que por encima de cualquier petición del presidente de Francia, "antepone la Constitución y antepone también evitar impunidad para cualquier delincuente no importa si este es de origen nacional o es de origen extranjero".

"Si alguien ha cometido un delito en el país, no debe perdonárselo, y no debe por cualquier circunstancia legal evitar que se cumpla su pena".

"Nosotros no estaremos nunca por que, a través de un resquicio legal, se pueda limitar o disminuir la penalidad independientemente del origen nacional de la persona que haya cometido ese delito en México", puntualizó.