El Universal
Afirma el líder estatal panista, Francisco Solano, que la austeridad debe enfocarse en la eliminación de 'aviadores', altos salarios y compensaciones inexplicables de funcionarios consentidos
Los ceses de personal en los ayuntamientos por la crisis económica no es una buena alternativa para reducir gastos, porque la austeridad debe enfocarse en la eliminación de "aviadores", altos salarios y compensaciones inexplicables de funcionarios consentidos, advirtió el dirigente estatal del Partido Acción Nacional, Francisco Solano Urias.

El panista apuntó que en forma interna, desde su designación en el cargo, se redujo su salario a solo 65 mil pesos mensuales, sin derecho a gastos de representación y dotación de automóvil, como parte de un esquema de ahorro.

Subrayo que el término de quiebra que han usado algunos alcaldes para explicar la situación de sus finanzas públicas es inexacto, porque no se conoce ningún caso en Sinaloa, de los 18 ayuntamientos, dos de ellos panistas, en que se hayan declarado insolventes para cubrir sus obligaciones.

La semana pasada, el primer edil de Culiacán, Jesús Vizcarra Calderón, dio a conocer la liquidación de los primeros diez funcionarios de su administración por una caída en sus participaciones federales de 50 millones de pesos.

Sin embargo, un estudio revela que la nómina del Ayuntamiento de Culiacán paso de 275 millones 743 mil 527 pesos en 2002, a 355 millones 610 mil 144 pesos para este año, lo que implica un crecimiento desmesurado en cuanto a gastos de salarios y compensaciones.