Redacción
Una receta que sentirás ligera y muy saludable, pues no hay nada como volver a los regalos que la naturaleza nos ofrece en las verduras. Además, si le quitas el queso manchego al platillo, obtendrás una preparación apta también para las personas con colesterol elevado o sobrepeso.
Ingredientes
  • 200 gramos de queso fresco, cortado en cubitos
  • 3 tomates grandes, sin semillas y cortados en tiras
  • 1 pepino mediano, pelado y cortado en rodajas
  • 3 cebollitas de cambray, rebanadas
  • 12 aceitunas negras, deshuesadas y cortadas a la mitad
  • 200 gramos de queso manchego, rallado (opcional)
  • 6 rebanadas de pan de caja multigrano
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Salsa picante, al gusto
Procedimiento

Mezcla el queso fresco con el tomate, el pepino, la cebolla y las aceitunas.

Espolvorea el queso manchego sobre cada rebanada de pan, caliéntalas en un comal o una sartén sin aceite; retíralas cuando estén tostadas y el queso se haya derretido.

Encima coloca un poco de la preparación de tomate, sazona con sal y pimienta, y sirve con un poco de salsa.