Aurora Zepeda Rojas / Excelsior
México, DF.- El Partido Acción Nacional no pudo justificar ante el Instituto Federal Electoral (IFE) una factura por 11.9 millones de pesos por servicios contratados con Hildebrando SA de CV, empresa propiedad de Diego Zavala, cuñado del presidente Felipe Calderón.
México, DF.- El Partido Acción Nacional no pudo justificar ante el Instituto Federal Electoral (IFE) una factura por 11.9 millones de pesos por servicios contratados con Hildebrando SA de CV, empresa propiedad de Diego Zavala, cuñado del presidente Felipe Calderón.

Debido a esta irregularidad, junto con otras encontradas en el apartado "Servicios Generales Comité Ejecutivo Nacional", el IFE decidió abrir un procedimiento oficioso para investigar a fondo el asunto.

De acuerdo con el dictamen consolidado de la revisión del informe de gastos ordinarios del PAN durante 2006, el blanquiazul omitió presentar las muestras correspondientes a 38 facturas, con el fin de que se pudieran vincular los gastos con empresas proveedoras. En la lista de empresas en esa situación se encuentra Hildebrando, con un solo documento por 11 millones 999 mil 100 pesos. En el transcurso de las fases de revisión se encontró la información de 37 facturas, pero no se obtuvo aclaración de Hildebrando.

El documento del IFE explica que se pidió al partido presentar la documentación correspondiente para dar por subsanada la irregularidad. Además, el propio IFE envió el oficio STCFRPAP/1126/07 a Hildebrando SA de CV, del cual -indica la Comisión de Fiscalización- "a la fecha de elaboración del presente dictamen, no se cuenta con respuesta al oficio remitido por la autoridad electoral".

En ese documento se solicitaba a la empresa información y confirmación de los servicios prestados al PAN durante 2006.

Lo que ganan los líderes

En el reporte que el PAN entregó sobre su gasto ordinario de 2006 resalta el apartado "Remuneraciones a dirigentes" por 14.5 millones de pesos y "Sueldos y salarios" por 58.4 millones de pesos.

Ahí, el blanquiazul informó que su líder nacional, Manuel Espino, obtuvo ingresos por tres millones 94 mil pesos, conformados por su sueldo (2.6 millones), viáticos (224 mil 109 pesos) y "otros" (229 mil 907 pesos). Lo recibido por Espino equivale a 257 mil 839 pesos mensuales, salario por encima de Felipe Calderón, Presidente de México, de 208.570 pesos mensuales, antes de impuestos.

Por último, el dictamen da cuenta de dos irregularidades que quedaron subsanadas en las aportaciones de simpatizantes, como en los casos de los empresarios Carlos Slim Domit, por 500 mil pesos, y Carlos Slim Helú, por aportaciones en especie por 975 mil pesos.

Los recibos de ambas aportaciones fueron presentadas en fotocopia, lo que derivó en la petición de información y confirmación de los datos por parte de la autoridad electoral, directamente a los simpatizantes.

En el caso de Slim Helú, la dirección que mostraba la fotocopia, y a la cual fue enviado el oficio de petición de información, no fue encontrada por el mensajero que llevó la misiva. Se decidió enviar el documento a las oficinas centrales de la empresa Inbursa y posteriormente el IFE recibió los datos solicitados. El dictamen da cuenta de que el IFE tomó por subsanadas las irregularidades y no emitió sanción alguna al respecto.