Foto: Archivo
En octubre de 2011 la NASA prevé una lluvia de meteoritos que podría afectar a la EEI, el aparato hawaiano también los buscará en el firmamento
Los científicos en Hawai están utilizando la cámara digital más grande del mundo para buscar asteroides potencialmente mortíferos que según la agencia espacial estadounidense (NASA) objetos espaciales podrían afectar satélites terrestres en 2011.

En octubre se espera una lluvia de diacrónidas, es decir, pequeñas rocas que se podrían impactar contra la Estación Espacial Internacional, publicó el diario español ABC.

Según explica William Cooke, del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA (Huntsville, Alabama), los expertos predicen una gran tormenta de las Dracónidas el 8 de octubre de 2011.

Ante este panorama, el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai informó que el mundo es ahora ''un lugar ligeramente más seguro'', gracias al nuevo telescopio de 1.8 metros, en la cumbre del Haleakala, en la isla hawaiana de Maui.

El Pan-STARRS, o Sistema de Respuesta Rápida y Telescopio Panorámico de Estudio, contiene una cámara digital de mil 400 megapíxeles, que busca objetos que se mueven o cambian de brillantez entre una noche y la siguiente.

Diseñado y construido por astrónomos e ingenieros de la universidad, el telescopio es operado por el PS1 Science Consortium. Este grupo está formado por la Universidad de Hawai y otras nueve instituciones de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Taiwán.