Notimex
Ciudad del Vaticano.- Benedicto XVI aceptó la 'renuncia' de Gerhard Wagner, el sacerdote austriaco que desató una polémica por tachar de 'satánico' a Harry Potter y a quien había designado como obispo auxiliar de la ciudad de Linz.
'El Santo Padre ha dispensado al reverendo monseñor Gerhard Wagner de aceptar el cargo de obispo auxiliar de Linz (Austria)', fueron las escuetas palabras contenidas en un comunicado de la sala de prensa de la Sede Apostólica.

El anuncio constituye el epílogo de una crisis entre El Vaticano y los obispos austríacos que inició el 31 de enero pasado cuando el Papa eligió a Wagner como prelado auxiliar de la diócesis de Linz, una de las más importantes del país.

Al conocerse la designación se desató una polémica mediática a consecuencia de las posturas personales del religioso, consideradas como 'ultraconservadoras'.

Además de su opinión sobre Harry Potter fueron criticadas unas declaraciones que realizó en 2005 en las cuales culpó a la 'contaminación espiritual' de haber provocado el paso del huracán Katrina por Estados Unidos.

'No es una casualidad que en Nueva Orleans hayan sido destruidas las cinco clínicas abortistas que existían y todos los clubes nocturnos', escribió entonces el sacerdote en el boletín de su parroquia.

Tras la polémica y la presión de otros obispos de Austria Wagner decidió anunciar la noche del 15 de febrero pasado que no aceptaría el nombramiento como prelado auxiliar de Linz y que así lo había informado al Vaticano.

'Ante las intensas críticas y tras consultarlo con el obispo diocesano he llegado a la conclusión de pedir al Santo Padre en Roma la retirada de mi nombramiento como obispo auxiliar de Linz', señaló en una breve nota de prensa.