El papa Benedicto XVI pidió hoy, tras el rezo del Angelus, la inmediata liberación de dos sacerdotes de rito sirio-católico secuestrados en Irak y reiteró que "la violencia no resuelven las tensiones" .
Benedicto XVI lamentó que sigan llegando noticias de atentados y violencia desde Irak, "que golpean las conciencias de todos los que quieren a este país y la paz en la región" .

Entonces, el Papa señaló que dos "buenos sacerdotes de la archidiócesis siro-católica de Mossul, han sido secuestrados y amenazados de muerte" .

Por lo que efectuó un llamamiento a los secuestradores "para que liberen inmediatamente a los dos religiosos" y reiteró que "la violencia no resuelve las tensiones" .

"Elevo una oración para su liberación, para todos lo que sufren la violencia y por la paz" , concluyó el Papa.