El Universal
Informa el Consejo de Seguridad Nuclear que el fuego quedó apagado una hora y media después de que fue detectado por la brigada de bomberos de la central
El incendio de un generador eléctrico que ya fue apagado obligó a parar la central nuclear de Vandellós II, en la provincia de Tarragona (noreste de España) , y a activar el nivel de prealerta del Plan de Emergencia Interior.

Según informó el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) , el fuego fue detectado a las 08.49 hora local (06.49 GMT) y quedó apagado una hora y media después por la brigada de bomberos de la central.

Los sistemas de seguridad funcionaron según lo previsto, añadió el CSN, que explicó que la central está "parada y estable" , y el suceso "no ha tenido impacto alguno sobre los trabajadores o el medio ambiente".

El alcalde de Vandellós, Josep Castellnou, restó trascendencia a lo ocurrido y apeló a la calma ante un incidente del que, subrayó, apenas se ha percatado la población.

"Se ha producido en la parte convencional de la planta, lejos del núcleo del reactor y se ha controlado con medios propios en unos diez minutos" , agregó.

Castellnou confirmó que la Asociación Nuclear Ascó Vandellós (ANAV) iniciará ahora una investigación interna en la central, propiedad de las compañías eléctricas Endesa e Iberdrola, para aclarar las causas del incendio.

Greenpeace y Ecologistas en Acción volvieron a exigir la retirada del permiso de explotación y la paralización cautelar de las centrales de Ascó-1, Ascó-2 y Vandellós-2, las tres plantas nucleares que hay en la provincia, ante el cúmulo de accidentes que tienen y lo que consideran irresponsabilidad en su gestión.

Esta misma semana el CSN anunció que la sanción a la central nuclear de Ascó por los incidentes registrados en noviembre del pasado año, que incluyeron la detección de partículas radiactivas en el exterior del edificio, podrá oscilar entre nueve y 22,5 millones de euros, la máxima impuesta a una instalación de este tipo.