Los familiares de la candidata a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos Sonia Sotomayor que viven en Puerto Rico esperan asisitir a sus audiencias de confirmación en Washington.
Sotomayor, una juez de la corte de apelaciones nacida en Nueva York y que espera convertirse en la primera juez hispana en la Corte Suprema, se encuentra en el proceso de de entrevistas antes de conseguir su aprobación en el Senado estadounidense.

``Si nos invitan, viajaremos... de la misma forma en que lo hicimos cuando fue designada y juramentada para el otro cargo (de juez de la Corte de Apelaciones)'', dijo el abogado José García Báez, de 36 años.

García Báez es u no de los muchos familiares de la juez que viven en la costa occidental de Puerto Rico y cuya nominación a la Corte Suprema por el presidente Barack Obama ha sido un tema de orgullo. Las audiencias de confirmación darán comienzo el 13 de julio.

El senador republicano de más alto rango en la Comisión Judicial Jeff Sessions afirmó el lunes que desea saber si Sotomayor poddría permitir que su inclinación étnica pueda afectar sus decisiones como ju ez.

Sotomayor formó parte del consejo directivo del Fondo de Defensa Legal y Educativo de Puerto Rico de 1980 a 1992, una organización que representa a los puertorriqueños y a los miembros de otras minorías en casos de discriminación en el empleo, educación y de vivienda, entre otros.

Sotomayor ocupó cargos de liderazgo en el consejo, entre ellos el de la comisión de litigación, estuvo a cargo de fijar las metas del consejo y de las estrategias de las actividades legales del grupo, según afirmaron elementos del fondo y documentos de la organización que fueron enviados al Senado estadounidense.

Sotomayor es hija de padres puertorriqueños que emigraron de la isla hacia Estados Unidos en la década de 1940.

Su padre, que falleció cuando la juez tenía nueve años, era de la región capitalina de Santurce. Su madre era oriunda de la la vecina región de Santa Rosa en Lajas, una región todavía mayoritariamente rural en la costa suroeste de Puerto Rico.

García tiene la confianza de que Sotomayor, que mantiene lazos cercanos con Puerto Rico, sea confirmada en el cargo.

Ella ``tiene unos méritos increíbles, es una de estas personas que nacen para servir, cosa que conocí por lo que nos contaba mi madre y tía Celina'', la madre de Sotomayor.

La familia, según el abogado, sigue ``de cerca, atentos y confiados'' el proceso que se está dando en los pasillos del Capitolio de Estados Unidos en donde Sotomayor ha tenido que someterse a reuniones y entrevistas previo a las vistas de confirmación.

``El proceso es uno muy complejo'', dijo García Báez. Saben que Sotomayor ``está de reunión en reunión todas las semanas. Todo esto es parte del juego que se da en estos casos'', comentó al ser preguntado por la oposición levantada contra la juez del Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York por algunos senadores republicanos.