Notimex
Berlín.- El gobierno turco aprobó y envió al Parlamento para su ratificación una moción que autoriza una operación transfronteriza en Irak contra las bases del rebelde Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), reportó hoy el diario Today's Zaman.
La votación en el Legislativo está programada para mañana miércoles, y se espera que una abrumadora mayoría de los diputados apruebe la medida. Con todo, una mayoría simple sería suficiente para aprobar la iniciativa.

Después de seis horas de una sesión de gabinete efectuada el lunes, el viceprimer ministro turco Cemil Cicek enfatizó que la posible incursión estaría dirigida exclusivamente contra el PKK.

El grupo separatista, dijo, "tratará de desviar la operación de su senda, pero la medida sólo está dirigida al PKK".

"No tenemos ambiciones respecto a las riquezas de otros países. El pueblo de la región (del norte de Irak) es nuestro hermano", declaró Cicek, enviando indirectamente un mensaje a los kurdos iraquíes en el sentido de que la operación no estaría dirigida contra ellos.

La moción fue enviada al Parlamento la víspera, inmediatamente después de ser firmada por todos los ministros.

La sesión parlamentaria estará cerrada al público, y los discursos que se pronuncien serán mantenidos en secreto por 10 años. Se prevé que Cicek y el canciller Alí Babacan intervengan en la sesión en nombre del gobierno.

Cicek afirmó que el gobierno espera que el problema de los ataques rebeldes desde Irak pueda ser resuelto sin recurrir a una operación militar transfronteriza. Añadió que, de ser aprobada en el Parlamento, la medida podría ser usada para más de una incursión a lo largo del próximo año.

La moción no especifica cuándo podría realizarse la operación, y deja al gobierno la decisión al respecto. A su vez, se espera que el Ejecutivo deje que el Estado Mayor del Ejército decida el momento oportuno.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan dijo recientemente que discutirá el tema de la incursión en Irak con el presidente estadunidense George W. Bush durante una visita a Washington el mes próximo.

El gobierno de Estados Unidos ha exhortado a Turquía a abstenerse de realizar una operación militar de gran envergadura en Irak.

Pero de acuerdo con analistas, la reciente aprobación en un comité del Congreso estadunidense de una declaración que califica de genocidio la matanza de armenios en el Imperio Turco-Otomano durante la Primera Guerra Mundial ha reducido la influencia de Washington en el gobierno turco.

Las bajas turcas por acciones del PKK se han incrementado en semanas recientes, lo que ha aumentado la presión pública sobre el gobierno para que envíe tropas a Irak.

Un total de 13 soldados murieron en un ataque del PKK a principios de octubre, dos días después de que 12 civiles murieran en otra operación rebelde.

Mientras, la agencia turca de noticias Anatola informó que el vicepresidente iraquí Tariq al Hashimi llegó este martes a Estambul para una visita de trabajo, sin dar detalles sobre la visita del funcionario iraquí.