Los montos y las reglas de NAB se revisan de manera regular, y el acuerdo alcanzado hoy estipula que la próxima revisión se llevará a cabo después que se complete la décimo cuarta revisión de cuotas.
Washington, EU.- Los veintiséis países y organismos participantes en un programa de créditos del Fondo Monetario Internacional se reunieron con representantes de trece potenciales nuevos integrantes y se pusieron de acuerdo en ampliar el plan hasta 600 mil millones de dólares, informó el FMI.

El programa, denominado Nuevos Acuerdos de Crédito (NAB por su sigla en inglés), tiene su origen en el pacto alcanzado en 1995 después de una crisis financiera en México, cuando 25 países se pusieron de acuerdo para dotar al FMI de una línea de préstamos para encarar emergencias.

Según un comunicado del FMI, los asistentes al encuentro "también se pusieron de acuerdo en flexibilizar más el NAB".

"Este cumplimiento con el compromiso hecho por los gobernantes del Grupo de los 20 de contribuir con más de 500.000 millones de dólares para ampliar y flexibilizar NAB demuestra el firme apoyo multilateral para la respuesta del Fondo a la crisis actual y las posibles en el futuro", sostuvo el presidente del programa, el japonés Daisuke Kotegawa.

La decisión formal sobre esta expansión corresponde al Directorio Ejecutivo del FMI, que se ocupará del asunto en las próximas semanas, añadió Kotegawa.

Los montos y las reglas de NAB se revisan de manera regular, y el acuerdo alcanzado hoy estipula que la próxima revisión se llevará a cabo después que se complete la décimo cuarta revisión de cuotas.

"El FMI es una institución que se sustenta en cuotas, y los participantes del NAB esperan que se complete la próxima revisión de cuotas hacia enero de 2011", dijo Kotegawa.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo que el acuerdo "que agranda NAB marca un momento importante para el multilateralismo y el Fondo, lo cual contribuirá a la eficacia del FMI en su respuesta a las crisis y ayudará a fortalecer la arquitectura financiera internacional".

El NAB es un acuerdo de crédito entre el FMI y un grupo de países miembros e instituciones con el propósito de proveer recursos suplementarios que la Fondo necesite para contener o lidiar con situaciones que amenacen la estabilidad del sistema financiero.

"El choque sin precedentes que confronta la economía global ha llevado a un agudo incremento en la demanda de financiación del FMI", indicó el comunicado.

Para asegurar que la institución financiera internacional siga teniendo los recursos suficientes para atender esa demanda, el Grupo de los 20 se comprometió en septiembre pasado a multiplicar por tres los fondos a su disposición, que, antes de la crisis, eran de unos 250.000 millones de dólares.