Notimex
Un agente de la Patrulla Fronteriza en Arizona se declaró hoy culpable de conspirar para distribuir una tonelada de mariguana, de intentar corromper a funcionarios públicos y de cometer fraude, informó la Procuraduría Federal en Tucson.
Ante un tribunal federal, el patrullero Juan Luis Sánchez aceptó que entre el verano de 2002 y enero de 2004 conspiró para traficar alrededor de 1.5 toneladas de mariguana a cambio de unos 45 mil dólares en sobornos.

Sánchez dejó de trabajar este año por enfermedad, pero se recuperó y permaneció fuera de su puesto para recibir beneficios de incapacidad.

La procuraduría informó que el patrullero de 31 años y residente de Río Rico, en el sur de Arizona, enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua por narcotráfico. La Corte Federal determinará si atenúa la condena porque el acusado se declaró culpable.

Por cargos de corrupción, Sánchez enfrenta otros 15 años de cárcel y cinco por fraude, informó la procuraduría, quien agregó que además deberá pagar una multa por unos 4.5 millones de dólares.

El juez federal John Roll estableció la fecha de sentencia para agosto próximo.