El escritor brasileño Paulo Coelho no participará de la Feria del Libro de Fráncfort porque discrepa con la forma en qu Foto EFE
El escritor brasileño más vendido en el exterior dijo al diario alemán "Die Welt" que duda de que todos los 70 brasileños invitados sean realmente escritores.
Sao Paulo, Brasil - El escritor brasileño Paulo Coelho no participará de la Feria del Libro de Fráncfort porque discrepa con la forma en que fueron elegidos los escritores que representarán a Brasil, país que será homenajeado en esta edición, asegura la versión electrónica del diario "Folha de Sao Paulo".

Según el rotativo, el escritor brasileño más vendido en el exterior dijo al diario alemán "Die Welt" -en una entrevista que será divulgada en las próximas horas- que duda de que todos los 70 brasileños invitados sean realmente escritores, y que no aprueba "la manera en que Brasil representa su literatura".

"Presumo que (los elegidos) son amigos de amigos de amigos. Nepotismo", acusó.

"Hablé con varios colegas que no fueron invitados, como Eduardo Spohr, Carolina Munhoz, Thalita Rebouças, André Vianco, Felipe Neto o Rafael Draccon (...) Hice todo lo que pude para que fueran, sin éxito. Entonces, en protesta, decidí no ir a Fráncfort, lo cual fue una decisión difícil porque siempre quise ser invitado a un evento de esos por mi gobierno", lamentó.

Según "Folha", el curador Manuel da Costa Pinto, responsable de la programación literaria de Brasil en la feria alemana, dijo que no fue informado todavía sobre la inasistencia del autor de "El alquimista" y "Verónica decide morir", entre otras decenas de libros que han sido éxito de ventas a lo largo y ancho del mundo.

"Si se confirma, lo considero lamentable porque es el autor más vendido de Brasil y sería una presencia obligatoria en un evento comercial como éste", dijo Costa.

Las críticas al criterio de selección de los autores brasileños invitados se suceden desde que el Ministerio de Cultura publicó la lista, la cual ha evitado "escritores comerciales".

"Editoriales rivales haciendo propuestas, filas de horas para pedir autógrafos en ferias literarias, e-mails repletos con relatos de lectores", escribió al conocer la lista Raphael Draccon, criticando la ausencia de ese tipo de autores.

"(La ausencia) de tantos nombres que vienen a la mente del lector brasileño (...) que realmente forman nuevos lectores, muestra la manera en que el gobierno brasileño pretende que su propia literatura deba ser vista por el resto del mundo", señaló.

Por su parte, Costa explicó que entre los criterios utilizados para la selección de los autores estuvo el elegir aquellos que hayan obtenidos los principales premios de literatura del país y tengan "calidad estética".

"Autores que también son fenómenos de venta constan en la lista, como Ziraldo, Mauricio de Sousa y otros infantojuveniles, además del propio Paulo Coelho", ratificó el coordinador de la programación brasileña en Alemania, Antonio Martinelli.

Agregó que en su mayoría "son autores que están despertando amplio interés en editores internacionales (...) que se vienen abriendo a las más variadas vertientes de nuestra literatura, más allá de la literatura más próxima al gusto común".