Notimex
Rinden homenaje familiares a la escritora a 10 años de su muerte; presentan bosquejo de libro Una empresa llamada Garro
Cuernavaca, Morelos.- Jesús Garro, sobrino de la escritora Elena Garro, afirmó anoche aquí que "mi tía está cansada de que escupan su calavera; 10 años de muerta y todavía todo es permitido en contra de Garro; permiten que la roben.

"Yo voy a hacer un escrito al gobierno español donde se diga si se pueden exhumar sus restos y llevarlos para allá, y tal vez allá tenga un valor literario mayor que el que tiene aquí", aseveró.

Tales declaraciones las hizo durante el homenaje que con motivo del décimo aniversario luctuoso de la autora de "Los recuerdos del porvenir", que se cumplió ayer, fue organizado en esta ciudad por la Fundación Garro-Henestrosa-Magdaleno.

El acto denominado "Un festival de colores" fue programado por la fundación constituida en junio pasado en Salina Cruz, Oaxaca, por Adrián Henestrosa, Jesús Garro y Marcela Magdaleno, descendientes de los artistas Andrés Henestrosa, Elena Garro y Mauricio Magdaleno, comprometida con la creación y la difusión de la obra de sus familiares.

Al homenaje a Garro se dieron cita casi medio centenar de personas, de varios puntos del país, pero Helena Laura Paz Garro (1939), única hija del matrimonio formado por la escritora y el Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz, no pudo asistir por motivos de salud.

Durante el acto hicieron breves participaciones Marcela Magadaleno Deschamps, Josie Bortz y Carmen Diez de Urdanivia, poetas que son fieles seguidoras de las obras, cartas, poesía y diarios de Elena Garro.

Asimismo, se reprodujo una grabación de una entrevista con Garro, en la que recordaba a Paz como "una persona muy alegre, con mucho sentido del humor, que entregó su vida y su obra a la literatura y a la cultura mexicana".

Posteriormente se presentó un bosquejo de un libro de nombre "Una empresa llamada Garro", que contiene tres obras teatrales, de las que algunos fragmentos fueron dadas a conocer por las escritoras y poetisas.