Milenio
Personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos detectó una toma clandestina en el kilómetro 178 (+480 metros) del poliducto de 10 pulgadas de diámetro Satélite-Gómez Palacio, en el ejido Madero de Parras de la Fuente.
Saltillo, Coahuila.- Personal especializado del Sector Ductos Torreón realizó los trabajos necesarios para eliminar el artefacto colocado para la sustracción ilícita de combustibles y reparar el ducto afectado.

Por su parte, la Subgerencia de Servicios Jurídicos de PEMEX presentará la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público Federal, con la finalidad de que se inicien las averiguaciones y se deslinden responsabilidades.

Petróleos Mexicanos ha reforzado la vigilancia en su red nacional de ductos, lo que ha permitido incrementar la detección de este tipo de hechos ilegales que ponen en riesgo a la población, afectan el medio ambiente y atentan contra el patrimonio de Petróleos Mexicanos y del país, señala.

Por ello, la Paraestatal exhortó a la ciudadanía a que denuncie anónimamente al teléfono gratuito 01 800 228 96 60 o al 066 cualquier anomalía que observe en las instalaciones petroleras.

Cabe mencionar que este tipo de ilícitos le han generado a Pemex daños económicos que según los expertos estiman, fluctúan entre los 12 y 15 mil millones de pesos.

De 2000 a julio de 2007, Pemex Refinación ha detectado un total de mil 195 tomas clandestinas, principalmente en los estados de Veracruz, Guanajuato, Coahuila, Puebla, Hidalgo y Nuevo León, donde 21 de las personas detenidas en estos ilícitos resultaron ser sus propios empleados.

En el 2006 detectó un total de 204 tomas clandestinas de combustible, un 34 por ciento más de las 152 ilícitos registrados en el 2000. Durante los primeros siete meses del 2007 ya se han detectado 158, de donde ladrones sustrajeron 457 mil barriles, representando pérdidas por unos 400 millones de pesos.

Con la clausura de las tomas entre el 2004 y el 2006, la paraestatal logró recuperar 15 mil 994 millones de pesos en pérdidas de combustible. Para arreglar estas fugas, Pemex desembolsa actualmente 1.6 millones de pesos por cada reparación de una toma clandestina, incluyendo mano de obra, materiales y saneamiento de afectaciones.

De acuerdo con Pemex, el aumento en el número de detecciones obedece a las acciones que realiza, junto con otras autoridades, como el Ejército Mexicano y la Policía Federal Preventiva, para combatir el ilícito.