Mayté Parro
MONCLOVA, COAH.- No obstante los altos índices de violencia intrafamiliar, durante los últimos tres años y medio sólo se han consignado ante el Juzgado Segundo Penal 12 casos de mujeres golpeadas a manos de sus maridos, de los cuales sólo en cuatro de ellos se han dictado sentencias, debido a que las víctimas conceden el perdón a sus victimarios.
El juez segundo penal, Hiradier Huerta Medrano, informó que no es posible sentenciar a cárcel a los hombres golpeadores -como lo establece el Código Penal- con 6 meses hasta seis años de prisión, ya que sus esposas los perdonan. Durante el 2005 se consignaron a este juzgado cinco expedientes por violencia familiar, de los cuales en cuatro se otorgó el perdón dictándose sólo en un caso sentencia.

En el 2006 fueron tres casos consignados y en dos de éstos se llegó a sentencia y en el 2007 se registraron tres casos de los cuales sólo uno está en proceso de sentencia.

"Es decir, en más de tres años a este juzgado han llegado 12 expedientes y se han dictado en cuatro sentencias", informó.