Notimex
México, D.F. .- El presidente Felipe Calderón Hinojosa aseguró que de concretarse la reforma energética que propuso al Congreso de la Unión se obtendría uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) adicional en inversiones para el país.
Al inaugurar el seminario sobre Desarrollo y Financiamiento de Infraestructura organizado por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), reafirmó que la mencionada iniciativa del gobierno federal significa inversión, empleo y crecimiento económico.

En el marco del 75 aniversario de la institución, resaltó que el crecimiento de 2.6 por ciento de la economía mexicana al primer trimestre del año es un dato interesante porque se da en un contexto de menor crecimiento en Estados Unidos.

Además de acuerdo con cifras desestacionalizadas dicho crecimiento habría alcanzado por lo menos 3.7 por ciento, resaltó.

Calderón Hinojosa, quien en 2003 dirigió Banobras, atribuyó dicha tendencia a la inversión y al gasto público impulsado por la gestión federal y los gobiernos locales, por lo que se continuará apoyando inversiones en infraestructura.

En ese sentido destacó que con el Programa Nacional de Infraestructura 2007-2012 se prevén inversiones anuales con 500 mil millones de pesos provenientes del sector público y privado de esta fecha al término de su administración.

El titular del Ejecutivo insistió en que para tener un mejor futuro para el país, a fin de que sea más fuerte y competitivo, se requiere inversión.

Refrendó que Banobras mantendrá el objetivo de elevar el bienestar de la población y ampliar la posibilidad de crecimiento del país.

Recalcó que esa institución es y seguirá siendo un instrumento financiero de calidad para que los mexicanos puedan vivir mejor, por lo que se comprometió a impulsar su fortalecimiento a fin de que sea pieza clave de la transformación en esta nación.

El presidente Calderón reconoció que ni el Estado ni el mercado pueden resolver de manera aislada o por sí mismos los problemas de la gente, contexto en el que Banobras debe tomar los riesgos que el mercado no está dispuesto a asumir para hacer realidad los proyectos con rentabilidad social que ayuden a más mexicanos a vivir mejor.

Ratificó al respecto que su administración mantendrá un manejo responsable en el gasto público porque ha sido factor clave para el desarrollo del país ante un escenario internacional adverso en términos de crecimiento.