La paraestatal brasileña Petrobras suspendió la producción en el enorme campo petrolero Tupi en altamar con el fin de reparar equipos.
Una portavoz dijo el lunes que la demora en la producción se extenderá de tres a cuatro meses y derivará en que se dejen de producir 15.000 barriles diarios. Pidió guardar el anonimato en atención a las normas de la empresa.

Se calcula que el campo de Tupi tiene reservas equivalentes a entre 5.000 y 8.000 millones de barriles de petróleo. Comenzó a ser explotado en mayo.

En un comunicado, Petrobras dijo que cerró un pozo en el Tupi debido a problemas en los pernos en la así llamada unidad ``Arbol de Navidad'', la cual controla el flujo de petróleo desde el pozo en el fondo del océano hacia la superficie. La compañía indicó que no se detectaron fugas de crudo.