Notimex
Cd. de México.- El secretario general adjunto del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos María Abascal, pidió al gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, que "guarde silencio" y cuando hable lo haga con fundamentos jurídicos, luego de los señalamientos "calumniosos" que hizo hacia integrantes de ese partido político.
Abascal Carranza pidió además al mandatario estatal que cuando quiera imputar a alguien una responsabilidad demuestre que esa persona, no un amigo o alguien cercano, está involucrada con los actos ilícitos que le achaca.

Advirtió que el gobernador Moreira "no ha tenido mucho equilibrio en el ejercicio de su función pública, desde la destrucción de su familia hasta una serie de comportamientos atípicos que han provocado una imagen de él cuestionable".

Expresó que quien gobierna "tendría que hacer un uso mucho más moderado, mucho más racional y también mucho más legal, y por supuesto mucho más ético, de la tribuna que significa poder hablar y poder decir en medios masivos de comunicación cosas que serán escuchadas por prácticamente toda la nación".

Abascal comentó que un gobernante, más allá de lo que significa el exceso de una acusación sin pruebas, debe tener la "ponderación, la templanza, la mesura en el uso de la palabra".

"Hay que desconfiar de un gobernante que pretende imponer su imagen, imponer sus criterios, a base de adjetivos, a base de acusaciones sin fundamento, a base de privilegiarse el puesto para ser escuchado sin que tenga que dar cuentas ante nadie de sus imputaciones calumniosas", manifestó Abascal.

El secretario general adjunto del PAN insistió en que la ética política exige a todos mayor mesura en el uso de la voz.