Pide el presidente estadounidense al Congreso que se apruebe, al menos, una ley que permita temporalmente la continuidad en el gasto público
EU.- El presidente de EU, George W. Bush, instó hoy al Congreso a impedir el "cierre" del Gobierno Federal por falta de dinero y, para ello, pidió que se apruebe, al menos, una ley que permita temporalmente la continuidad en el gasto público.

El Congreso y Bush mantienen fuertes diferencias sobre el Presupuesto fiscal para el año 2008, que en EU comienza el 1 de octubre.

Si no se aprueba el presupuesto, el Gobierno Federal deja de funcionar por falta de fondos -como ocurrió ya en una ocasión durante la Presidencia de Bill Clinton- y eso es lo que Bush quiere evitar.

No obstante, el presidente, en una declaración en la Casa Blanca, recordó hoy que tiene autoridad constitucional para vetar los gastos que considere excesivos.

"Falta apenas una semana para que termine el período fiscal y el Congreso no ha aprobado una sola de las doce leyes de asignación de fondos para las operaciones del gobierno federal", dijo Bush.

El presidente envió al Congreso en febrero un presupuesto por valor de 2,9 billones de dólares, y hoy aseguró que, con este plan, se conseguirá que el gobierno federal retorne al superávit fiscal en 2012.

"El Congreso ha elegido un rumbo distinto" , dijo Bush.

"Los demócratas piden dinero para gastos adicionales por 22 mil millones de dólares".

Pero, agregó, "el presidente tiene la autoridad para rechazar los gastos imprudentes".

Los demócratas, que recuperaron la mayoría en ambas cámaras del Congreso tras las elecciones de noviembre de 2006, no tienen sin embargo la mayoría suficiente para aprobar leyes que sean inmunes al veto presidencial.

Si el Congreso no aprueba antes del 30 de septiembre un nuevo presupuesto que Bush acepte y promulgue, técnicamente el gobierno federal deberá cesar sus funciones por falta de autorización legal para pagar sus gastos.

No es la primera vez que esto ocurre en Estados Unidos, y el Congreso en situaciones similares ha aprobado una "resolución de continuación de gastos" que permite que las agencias del gobierno mantengan su funcionamiento al nivel de gastos aprobado en el período fiscal anterior.

Pero Bush exigió hoy que el Congreso le envíe "una resolución de continuación de gastos limpia" , esto es sin el agregado de gastos que el presidente considere que ha de vetar.