El presidente francés Nicolás Sarkozy (d) y su esposa, Carla Bruni-Sarkozy (i), sonríen durante su visita a la sede de la BBC en Londres, Reino Unido el pasado 18 de junio. Foto EFE/Vanguardia
Bruni recuerda que en Francia unas 6.000 personas descubren cada año que son seropositivas
París, Francia.- La primera dama francesa, Carla Bruni, apela a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes y a llevar a cabo un esfuerzo financiero para "hacer desaparecer" del planeta la "hecatombe" del sida.

"Es posible frenar esta hecatombe" pero, para conseguirlo, "hay que actuar ahora", subraya la también embajadora del Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria en una columna que hoy publica el diario "Libération".

Bruni recuerda que en Francia unas 6.000 personas descubren cada año que son seropositivas y que otras tantas mueren cada día en todo el mundo a causa de esa enfermedad.

Por ello, "hay que actuar, y muy rápido", según la primera dama francesa, quien cita un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que demuestra que se puede poner fin de forma definitiva al sida.

"Tratar a todo el mundo lleva a cortar la transmisión del virus, es decir, a frenar la epidemia", insiste Bruni antes de precisar que si se comienza a actuar ya, el número de enfermos bajaría de forma considerable a partir del año 2015.

Reconoce que la extensión del tratamiento necesario a todos los afectados supondría un coste de "varios miles de millones de dólares cada año", pero advierte que "cuanto más tarde actuemos, más nos costará".

Bruni apuesta por buscar medios de financiación innovadores para conseguir esos recursos adicionales porque lo más importante, según ella, es que "tenemos una oportunidad histórica: en unos años, podríamos hacer desaparecer el sida de la superficie del planeta".