Señala el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, que el presidente venezolano aceptó disminuir su estrategia de propaganda con respecto a su papel de mediador en este caso
El ministro colombiano de Defensa dijo el jueves que su gobierno le ha pedido al presidente venezolano Hugo Chávez que disminuya el uso para propaganda personal que le ha estado dando a su función de mediador en el proceso para un canje humanitario de prisioneros del gobierno colombiano con la guerrilla.

Juan Manuel Santos declaró también que Colombia desearía tener ``una relación comercial más estable`` con Venezuela, ya que debido a que Venezuela se ha salido del Pacto Andino para ingresar al Mercosur esa relación estaba siendo manejada ``según el estado de ánimo`` del presidente venezolano.

Los comentarios fueron formulados en un coloquio en el Diálogo Interamericano, un grupo de análisis de Washington, y son los primeros de su tipo en que un emisario del presidente Alvaro Uribe lo hace públicamente en la capital estadounidense.

``Le hemos pedido al presidente Chávez que disminuya su estrategia de propaganda con respecto a su papel de mediador y lo ha aceptado``, declaró Santos. ``En los últimos tres o cuatro días no hemos visto más de eso (la propaganda); espero que cumpla con lo que ha prometido y veremos qué pasa``.

Chávez se convirtió en mediador a comienzos de septiembre, por un acuerdo con Uribe, de un potencial canje humanitario de prisioneros entre el gobierno de Uribe y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La senadora colombiana de oposición Piedad Córdoba fue llamada luego a ser parte del proceso como ``facilitadora``, también con la aceptación de Uribe.

Santos dijo que al gobierno de Uribe le gustaría que ``no se involucre a más gente`` en la mediación, que luego de empezar con fuerza ha caído en la incertidumbre ante la imposibilidad de fijar fecha de un primer encuentro con las FARC.

Una primera reunión prevista para el 8 de octubre fue suspendida debido a que, según Córdoba, no se había podido determinar el contexto legal para la liberación de dos miembros de las FARC que están encarcelados en Estados Unidos.