Notimex
La bancada del PRI en el Senado solicitó al gobierno de Juan Manuel Oliva que indique el monto pagado por las 900 hectáreas que compró para conseguir la sede de la nueva refinería; la información fue reservada hasta el año 2014
La bancada del PRI en el Senado pidió al gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, que rinda un informe detallado de los procedimientos y montos utilizados en la compra de terrenos para construir la nueva refinería de Pemex.

En entrevista, el senador Francisco Arroyo indicó que el gobierno estatal, para cumplir con el procedimiento impuesto por Pemex, se enfocó en la compra de 900 hectáreas en los municipios de Salamanca, Santa Cruz de Juventino Rosas y Villagrán.

"El gobierno estatal se negó a revelar el monto total que pagaron por los terrenos y decidió que será información reservada hasta 2014, cuando el gobernador deje su cargo sin explicar el fundamento de esta decisión", subrayó.

Por ello, señaló que presentarán formalmente la petición en la sesión de la Comisión Permanente para que el gobernador Oliva informe y transparente todo el proceso, además de precisar qué hará con las 900 hectáreas de terreno que compró.

Arroyo recordó que el 12 de agosto Pemex anunció que la refinería se construirá en Tula, Hidalgo, cuyo gobierno "operó con total transparencia en la adquisición de los terrenos y en el pago a los ejidatarios"