Notimex
La Defensoría de los Habitantes de Costa Rica instó hoy al gobierno a que declare la emergencia en la zona norte del país debido a la sequía que azota a esa región, la cual afecta tanto al sector agrícola como la salud de sus habitantes.
En un comunicado, la ombudsman Lisbeth Quesada, pidió además elaborar un plan de acción inmediato para aliviar la crisis de abastecimiento de agua en la zona y para mitigar el impacto del fenómeno en la producción agrícola.

"El problema de la sequía en esos lugares se viene registrando desde el pasado mes de abril, sin embargo, se ha venido agravando en las últimas dos semanas", por lo que "una declaración de emergencia eliminaría trabas burocráticas y aceleraría la ayuda", opinó Quesada.

Explicó que esa asistencia "se traduce en entrega de alimentos alternativos para los animales, llenar los pozos con líquido para riego, reparto de agua en camiones para consumo humano y el desarrollo de proyectos para mejorar los sistemas de riego".

La funcionaria añadió que "la Defensoría hizo también un llamado a las autoridades para que se establezca un sistema permanente de monitoreo y de evaluación de los procesos ante los efectos de la sequía en la región".

De acuerdo con datos recopilados hasta el lunes por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en la zona afectada, la falta de agua ha causado la muerte de 244 reses y 13 caballos.