El Universal
PAN, PRI y PRD consideran que los nuevos legisladores deben poner especial atención en destinar recursos para salud, seguridad y apoyo a las pequeñas y medianas empresas
Ciudad de México.- Diputados federales del PAN, PRD y PRI urgieron a sus sucesores que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2010 se impulsen recursos en educación, salud, seguridad, infraestructura y apoyo a las pequeñas y medianas empresas y paliar los efectos de la crisis económica.

El panista Daniel Ludlow integrante de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aseguró que la prioridad en la conformación del próximo Presupuesto de Egresos deberá ser la inversión en infraestructura, seguridad y programas sociales, puesto que son temas fundamentales en la agenda nacional.

"Hay que revisar el tema de programas sociales para que sean mejor canalizados, pues no hemos tenido resultados satisfactorios en el combate a la pobreza, la seguridad es el tema de este sexenio y la inversión es para activar la economía nacional y el mercado interno", dijo.

Por su parte, Pablo Trejo integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública adelantó que en 2010 deberán enfocarse a una mayor inversión en educación, salud, el campo en el aspecto productivo, así como el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas.

"Tenemos que preservar los programas que permiten tener igualdad de oportunidades a la población", dijo.

El diputado insistió en que los próximos diputados impulsarán una ley emergente que detenga los efectos de la crisis mundial.

A su vez, el integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Samuel Aguilar Solís (PRI), dijo que el PEF-2010 deberá enfocarse en la emergencia económica basados en una nueva relación entre el gobierno federal y las entidades federativas.

"Se necesita una nueva fórmula de coordinación fiscal para que posibilite un reparto mucho más equitativo conforme las necesidades del país".

Aguilar Solís insistió en que no se debe reducir el gasto en programas sociales ni en educación, pues de hacerlo, se incrementaría el riesgo de que surja un estallido social. Si hay oportunidad, se debe incrementar la partida presupuestal en estos rubros.