Notimex
El Servicio Geológico Mexicano (SGM) destacó la necesidad de reubicar, inmediatamente, a 51 familias cuyas viviendas fueron construidas en zona de alto riesgo por inundaciones de tierra
Las familias pertenecen a las colonias César G. Meraz, Villa de las Flores y Emiliano Zapata, en donde se ubica una escuela primaria y dos jardines de niños, los cuales no volverán a abrir sus puertas ante el riesgo de hundimientos que representa para unos 800 niños y jóvenes.

El resto de los habitantes podrán regresar a sus viviendas, aunque se asienta que la zona donde se ubican las colonias en mención, sigue en un lugar de riesgo por encontrarse en el paso natural del río Nazas.

Durante la reunión informativa celebrada en el salón de actos de la colonia César G. Meraz, estuvieron autoridades de los tres niveles de gobierno que hicieron el compromiso de hacer las gestiones necesarias para la indemnización, reubicación y construcción de las viviendas con instancias como el Infonavit.

El gerente de Hidrología y Geología Ambiental del SGM, Francisco Caffagi, hizo una explicación de la situación tras el estudio que inició en febrero y concluyó apenas este día con las recomendaciones.

Se recomendó la reubicación de 30 viviendas de la colonia César G. Meraz, 16 de Villa de las Flores y el resto de la Emiliano Zapata.

Por su parte, el subsecretario de Educación Pública, Miguel García, dijo que en el caso de la escuela primaria y dos jardines de niños establecidos en la zona de riesgo no volverán a funcionar, por lo que se ofrecieron una serie de alternativas.

Entre éstas se encuentran que los padres de familia elijan la mejor opción para sus hijos, seguir con el programa en otras escuelas y a más largo tiempo, construir en algún lugar seguro de la colonia, un nuevo edificio que venga a albergar a más de 800 estudiantes que albergaban estos planteles.

A su vez, el director de la Comisión de Agua del Estado de Durango, Miguel Calderón Arámbula, señaló que se buscarán diferentes opciones para solucionar la situación de las familias afectadas.

Mencionó que después del estudio del Sistema Geológico Mexicano el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred), podrá aprobar el proyecto de reubicación que habrá de presentarse en breve.

El presidente municipal, Carlos Aguilera Andrade, dijo que por su parte el municipio seguirá aportando la renta de las familias afectadas hasta en tanto se llega a una solución definitiva.