El Universal
El senador del PRD, Antonio Mejía Haro, informó que planteará en la sesión de mañana jueves que el Ejecutivo federal suspenda al vecino país del norte los beneficios del acuerdo estipulado en el TLCAN en materia de autotransporte, en tanto no haya una postura diferente.
México, D.F..- Senadores del PRD se pronunciaron este miércoles porque el gobierno mexicano suspenda la entrada de autotransportistas de Estados Unidos a nuestro país, como respuesta a la negativa que en esa vecina nación se impone a nuestros transportistas.

El senador del PRD, Antonio Mejía Haro, informó que planteará en la sesión de mañana jueves que el Ejecutivo federal suspenda al vecino país del norte los beneficios del acuerdo estipulado en el TLCAN en materia de autotransporte, en tanto no haya una postura diferente.

Lo anterior, dijo el también presidente del Grupo de Trabajo Encargado de Evaluar los Impactos del TLCAN sobre el sector Agropecuario, frente a la actitud "desleal" y ante el incumplimiento del gobierno de Estados Unidos de permitir la entrada de transportistas mexicanos a ese país.

El senador por Zacatecas denunció que las autoridades norteamericanas se conducen de forma alevosa hacia México, ya que cuando se trata de permitir la apertura comercial de acuerdo a lo establecido en el Tratado de Libre Comercio, nuestro país siempre recibe como respuesta "plazos cada vez a mayor tiempo bajo excusas directas o indirectas".

Pidió al gobierno federal ejercer los mecanismos de controversia que dispone el propio convenio internacional, y con ello proteger los intereses de los productores y transportistas mexicanos.

Mejía Haro señaló que, de acuerdo a información de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la decisión del Senado estadounidense de bloquear los fondos federales para el Programa de Acceso a Estados Unidos de camiones de carga mexicanos, "afectará la transportación de por lo menos 47 tipos de productos, pérdida económica y de competitividad frente a países asiáticos".

Explicó que el transporte de carga es uno de los precursores de la economía nacional y "es un área estratégica para el comercio interior y exterior; este sector tiene una participación del 3.4 por ciento del PIB y es el principal medio por el que se realiza el intercambio comercial vía terrestre con los socios comerciales del norte del continente".

Detalló que de esta industria dependen cuatro millones de familias mexicanas, y su trascendencia radica en que desde la entrada en vigor del TLCAN se ha obtenido una derrama económica de 278 mil millones de dólares, sólo por debajo de China y Canadá.