El Universal
El sector farmacéutico solicitó al gobierno mayores incentivos fiscales, presupuesto y protección de propiedad intelectual para investigación y desarrollo.
Esta industria se basa en las condiciones globales para decidir dónde invertir en plantas de producción y tecnología. "Si tuviéramos otro tipo de incentivos en lugar de poner las plantas en Irlanda o en Singapur invertiríamos mucho más (en México)", dijo Carlos Abelleyra, director general de México y Centroamérica de Wyeth.

Por su parte, Julio Portales, director de Novartis en México, criticó que países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) destinen mayor presupuesto a investigación y tecnología.

Dijo que México destina 5.9% de su PIB en salud, mientras que el promedio de los países de la OCDE cubren 8.9%. "Lo que hemos hecho en la industria farmacéutica internacional es colocar nuestros centros de producción conforme al interés estratégico global. Por eso es importante que México tenga incentivos competitivos".

Las ventajas de México son la mano de obra capacitada, facilitaciones comerciales para importación de insumos y exportaciones y fungir como centro de distribución para el mercado de América Latina y EU, destacó.

Pero no es suficiente. "Para pasar a una economía del conocimiento tenemos que invertir en tecnología y desarrollo", subrayó el director de Novartis en México.

Desde su perspectiva, la urgencia de incrementar los incentivos fiscales en México tiene que ver con la eliminación del requisito de planta para la industria. "La eliminación del requisito de planta puede incentivar la competencia", dijo en la inauguración del laboratorio de control de calidad de Wyeth.

Pero Julio Portales lo ve diferente. "La competencia es para los distribuidores y los importadores de medicamentos. Con el requisito de planta los primeros amenzados son ellos", dijo a EL UNIVERSAL.

Lo cierto es que ambas compañías incrementan sus inversiones en investigación y tecnología.

Por otro lado, para vigilar la calidad de las medicinas que importará México, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) capacita a 40 verificadores.