Notimex
Considera necesario salvaguardar rectoría del Estado
México.- El Senado pidió al Ejecutivo federal que regulen la actuación del Grupo Financiero Banamex-Citigroup, que ahora posee capital del gobierno de Estados Unidos, para salvaguardar la rectoría del Estado sobre el sistema bancario nacional.

De igual manera le solicitó regular a otros bancos en situación similar a la de Banamex, para que todos actúen en beneficio del país y sus usuarios, "con base en una política soberana".

Al presentar la propuesta, el senador Carlos Lozano afirmó que la aportación de recursos financieros del gobierno estadunidense a Citigroup representa 36 por ciento, además de que existen referencias de que Singapur posee otro 11 por ciento de su fondo.

Por ello, "urge la estricta aplicación de la legislación que regule la operación de Banamex y otros grupos financieros que se encuentren en circunstancias similares", subrayó.

El legislador por Aguascalientes indicó que Banamex, que fue vendido a Citigroup en mayo de 2001, administra el 19 por ciento del ahorro de los mexicanos, lo que equivale a 1.2 billones de pesos.

De igual manera, tiene un capital contable de 140 mil millones de pesos, es el mayor del sistema bancario mexicano, y su índice de liquidez es el más grande de toda la banca, pues representa 1.5 veces de su base de depósitos.

Insistió en que la participación del gobierno de Estados Unidos y de otras naciones en el capital social de Banamex viola el Artículo 18 de la ley que regula a las agrupaciones financieras, ya que prohíbe la inclusión de personas morales extranjeras con funciones de autoridad en el capital social de la banca.

También se contraviene el Artículo 13 de la Ley de Instituciones de Crédito, la cual establece que no podrán participar en el capital social de la banca múltiple personas morales extranjeras que ejercen funciones de autoridad.

El punto de acuerdo presentado por el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue considerado de urgente y obvia resolución, así que todas las fracciones políticas lo aprobaron por unanimidad.